Un menor de edad se acabó el vehículo de su padre, ya que, al conducir en estado de ebriedad y sin precaución, sufrió un aparatoso accidente tipo volcadura en el que, por fortuna, no hubo personas lesionadas de gravedad.
Los hechos tuvieron lugar a las 01:30 horas, en la avenida Aguascalientes y cruce con la avenida Alcaldes.
Al hacer su arribo, los elementos de Vialidad del municipio de Aguascalientes encontraron, volcado con las llantas apuntando al cielo, un vehículo Nissan, en color negro. Tanto el conductor, un joven de 16 años de edad, como sus dos acompañantes, resultaron con algunos golpes en diferentes partes del cuerpo, pero ninguno de ellos ameritó ser trasladado a un nosocomio.
El presunto responsable del accidente fue detenido y puesto a disposición del juez Calificador.
Se estableció que el menor y sus amigos estuvieron conviviendo e ingiriendo bebidas embriagantes. Ya de regreso a sus domicilios, y al circular a velocidad inmoderada por la avenida Aguascalientes, al llegar a la altura de la calle Alcaldes, perdió el control del volante, lo que provocó que chocara contra un poste y, posteriormente, se volcara.