Vivir durante un tiempo en soledad, sin parejas ni amigos, es una experiencia muy aconsejable. Si se aprende a vivir con uno mismo en un entorno propio y exclusivo, la convivencia con otras personas será mucho más llevadera, sana y divertida.

Abandonar la casa paterna para hacer realidad la tan soñada independencia es un momento que se vive con especial intensidad y alegría. El mundo se percibe de forma diferente, con más energía y libertad. Las primeras semanas, e incluso meses, será como vivir un sueño. Pero, tarde o temprano, hay que despertar y contemplar la realidad en toda su magnitud.

Poco después de la independencia hogareña llega el momento de ponerse serio y analizar la situación real en la que se encuentra, hacer cuentas y ver qué es lo que hace falta en la vivienda que se habita. Se debe ser realista y hacer una lista con lo que se quiere para tener las comodidades deseadas, pero sin despilfarrar y excederse en gastos. Por este motivo, es importante tener una tienda online de confianza como Avera, donde adquirir todos los objetos y artículos necesarios para tener la casa en la que sentirse de nuevo en el hogar.

10 productos básicos para vivir solo

La independencia del hogar materno no solo significa libertad, también conlleva la adquisición de responsabilidad. Para mantener el equilibrio entre uno y otro concepto hay que llevar a cabo una conquista paulatina del espacio, de su distribución y la decoración, pero sobre todo se deberán adquirir las herramientas y aparatos que permitirá que se cubran las necesidades básicas imprescindibles que garanticen esa libertad y tiempo para el disfrute que se espera de un hogar en el que se vive solo.

  1. El refrigerador

El primer elemento que todos los que se van a vivir solos consideran imprescindible es el frigorífico. Un electrodoméstico vital para los recién independizados, ya sea por mantener frías las bebidas para los amigos que constantemente vendrán a verlo,  como para guardar los tapper que la madre preparará. Y es que, como norma habitual, en toda visita para ver a los padres, se llevarán comida siempre que tenga ocasión y se convertirá en la primera fuente de alimentación durante bastante tiempo.

  1. Una parrilla eléctrica

Comer sano es tendencia, para la juventud a la que le toca independizarse es fundamental. La mayoría están plenamente concienciados con mantener una dieta equilibrada, cuidando los alimentos que ingieren y cómo lo hacen. Por este motivo, una parrilla eléctrica, económica y de acero inoxidable para que dure mucho tiempo, es otro de los imprescindibles en todo nuevo hogar de la gente joven.

  1. El microondas

Otro objeto necesario en toda cocina para los recién independizados es un microondas. Se trata de un electrodoméstico ideal para preparar miles de recetas sencillas, platos rápidos, recalentar… y todo rápidamente, con unos comandos muy sencillos. En estas situaciones no se quiere perder el tiempo, y este aparato es uno de los que más ahorra en la cocina.

  1. La lavadora

No se puede estar eternamente llevando las bolsas de ropa sucia a los padres para que estos se hagan cargo. Esta es una de las partes que se mencionaban al principio con respecto a la responsabilidad. Aunque su manejo es algo más complicado que el microondas y se necesitan elementos auxiliares para que funcione de manera óptima (detergentes, suavizantes…), es del todo necesario aprender cuanto antes a limpiar y cuidar la propia ropa.

  1. La cama

Aunque sea posible dormir en el sofá, en el caso de que ya hubiese uno en la vivienda, aunque también sirva un colchón en el suelo, no es la mejor forma. Es Importante pensar en un lugar apto para alcanzar un sueño profundo que sirva para reponer energías y llevar a cabo las actividades diarias sin problemas.

  1. Mesa y sillas para el comedor

Con toda seguridad se recibirán constantes visitas.  Con una vivienda nueva y a unas edades en las que la actividad social es frecuente, es normal que frecuentemente se compartan momentos con amigos y familiares. Para preparar cenas, o almuerzos en armonía es imprescindible tener una mesa con al menos 4 sillas, un elemento central en cualquier comedor que se precie.

  1. El sofá

Se esperan largas jornadas en soledad o en compañía viendo series de Netflix o de HBO. Siestas al refugio del calor de la tarde o lecturas tranquilas con el rumor de la lluvia. En cualquier caso, un sofá es más que un mueble, será el primer compañero con el que, con toda seguridad, se compartirán grandes momentos.

  1. El ordenador y el acceso a internet

En pleno siglo XXI no debe faltar un ordenador y acceso a internet para estar conectado al mundo. Más aún a estas generaciones, consideradas como nativas digitales, teniendo en cuenta que para muchos su trabajo está relacionado con las tecnologías de la información (TIC,s).

  1. Muebles para la ropa

Tener ordenado el espacio con la ropa bien recogida ahorrará muchos disgustos, como no encontrar la adecuada para un momento especial, no localizar la preferida, perderse entre toallas, calcetines y camisas… Para evitar este desastre, nada mejor que un mueble / ropero que permita, con sus correspondientes cajoneras, tener un lugar para cada cosa y siempre cada cosa en su lugar.

  1. Un robot aspirador

Es inevitable a esta edad tener una vida agitada, activa, que no permite ni un segundo para las habituales labores de limpieza que un inmueble necesita. Por este motivo, un robot aspirador, que limpia el suelo de manera completamente automatizada, permite tener un ambiente en buenas condiciones sin requerir más tiempo del necesario.