Su afición por la astronomía inició a los 17 años de edad, cuando al ser estudiante de preparatoria, tuvo la oportunidad de apreciar el paso del cometa Hale-Bopp, en el año 1997 considerado “El Cometa del Siglo”. Desde entonces, Julian Potier supo que lo suyo era observar y estudiar el universo, galaxias y planetas. Años más tarde y con la inquietud de conocer todos los misterios que existen más allá de la tierra, tuvo la oportunidad de estudiar por su cuenta en la materia, y participar posteriormente en concursos de astronomía, además de organizar la noche de las estrellas.
A pesar de ser químico de profesión, su pasión por la astronomía lo ha llevado a ocupar importantes cargos. Actualmente Julian Potier, es el encargado del Observatorio Planetario del Museo Descubre y presidente de la Asociación Mexicana de Planetarios, responsabilidades a las cuales les dedica tiempo y esfuerzo para poder compartir sus conocimientos.
“Muchas veces vemos la ciencia como algo complicado o algo difícil de entender y la idea es que todos podamos ver y disfrutar la astronomía. La astronomía es de las pocas ciencias que podemos disfrutar como aficionados y realmente nos abre la mente, nos hace entender nuestro lugar en el universo”.
Potier recomendó acudir a la Sierra Fría e incluso en el Cerro del Picacho, para poder tener contacto con el cielo. Aún cuando los aficionados no cuenten con poderosos telescopios, señala que en ocasiones las aportaciones otorgadas a los astrónomos profesionales, contribuyen a realizarse importantes estudios en la materia. “A veces, hay astrónomos aficionados que saben más en la materia que los profesionales que son más teóricos”.
Finalmente, se dijo convencido de que pueda existir vida más allá del planeta aunque no precisamente inteligente. “En nuestro sistema solar hemos encontrado partículas de agua en muchísimas partes y ahora en otros planetas o alrededor de otras estrellas. Entonces, no vería (razón) por qué no exista la vida en el universo en otras partes; vida inteligente, es otro boleto”, sentenció.
Julian Potier invitó a las personas a despertar el interés por comprender un poco más el universo, para lo cual dijo no existe edad ni limitaciones para poder hacerlo. El Museo Descubre para ello realiza importantes actividades, donde está a disposición uno de los más poderosos telescopios de la región, con el cual se puede observar el astro rey y las estrellas. Tan sólo el año pasado, más de 35 mil personas pudieron conocer a través de este museo de ciencias, más sobre el universo.