Policías estatales, con apoyo de la Policía Cibernética, lograron frustrar una extorsión telefónica que estaba sufriendo una familia originaria del municipio de Ojuelos, Jalisco, a quien hicieron creer que tenían secuestrada en Aguascalientes a la madre de familia.
Todo se inició cuando, en el número de Whastapp de la Policía Cibernética (449 346 2341), se recibió un mensaje de una joven, de nombre Cindy, de 25 años, originaria del municipio de Ojuelos, Jalisco, quien solicitaba ayuda, ya que había recibido una llamada telefónica del número 474 738 9069, donde le informaban que tenían secuestrada a su mamá y que, si quería verla con vida, tenía que depositarles una fuerte suma de dinero.
La denunciante señaló que su progenitora se encontraba trabajando en Aguascalientes y quien hizo la llamada le proporcionó información personal de ella, por lo que temía que, en realidad, hubiera sido víctima de un plagio.
Los policías estatales, al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, le sugirieron que ya no contestara más su teléfono celular, ni tampoco hiciera algún depósito.
Al mismo tiempo, con apoyo de la Policía Cibernética, se dieron a la tarea de rastrear a la señora Claudia, de 45 años, a quien, al filo de las 23:00 horas, localizaron ilesa en calles de la zona Centro.
Cabe destacar que la mujer estaba siendo víctima de un secuestro virtual, pues, mediante una llamada del teléfono 474 135 7800, le hicieron creer que, si no obedecía las instrucciones que le estaban dando, iban a matar a toda su familia, que vive en el municipio de Ojuelos, Jalisco.