En la Plaza Patria fue encontrado un joven que fue víctima de un secuestro virtual, mientras que a su familia pretendían extorsionar por teléfono. La oportuna intervención de policías estatales y agentes de la Policía Cibernética evitó que se lograra consumar el delito.
Fue el pasado jueves por la tarde cuando en el número de emergencias 911 se comunicó una mujer para pedir ayuda, ya que tenían secuestrado a su hijo de nombre Ángel, de 20 años.
El reporte fue atendido por policías estatales, quienes se entrevistaron con la madre de familia, la cual señaló que el jueves por la mañana su vástago salió del domicilio y poco después comenzaron a recibir llamadas telefónicas donde les informaban que lo tenían secuestrado, por lo que pedían una fuerte suma de dinero a cambio de liberarlo con vida.
Con apoyo de la Policía Cibernética, se descubrió que las llamadas provenían desde el municipio de Arandas, Jalisco, a través del número telefónico (348) 195 7281, mismo que ya tenían registrado por otros casos de intento de extorsión.
Al presumir que se trataba de un secuestro virtual, se procedió a la búsqueda del joven y, con apoyo de los agentes de la Policía Cibernética, el mismo jueves por la noche fue encontrado Ángel en la explanada de la Plaza Principal.
La víctima refirió que recibió una llamada de un sujeto que dijo pertenecer a un grupo de la delincuencia organizada y le hicieron saber que si no obedecía las indicaciones que le iban a dar, iban a matar a sus familiares, ya que los tenían vigilados.