Viviendo México: La Huasteca Potosina

Por Miguel Marquez

Viajar por México es sin duda una de las mejores experiencias que una persona puede tener y mas allá de un viaje, es una aventura que todos los mexicanos deberíamos de vivir. Podemos encontrar una enorme diversidad de experiencias, nuestro país no son solo playas paradisiacas, contamos con hermosos recintos naturales enclavados en milenarios bosques, hermosas Ciénegas, montañas que te retan a escalarlas o divertidos parajes selváticos en los que la presencia de ríos y cascadas son una invitación a divertirse generando adrenalina con actividades extremas como el rafting, nado en los rápidos o sencillamente el salto desde lo alto de las cascadas. También existe la posibilidad de apreciar paisajes de belleza inimaginable que los ojos nunca olvidarán, escuchar el canto de aves que endulzan el oído y probar sabores que reavivan sutilmente el paladar como el piloncillo, la vainilla o la canela en su estado natural.
Uno de los lugares que representan la oportunidad de Vivir México con los 5 sentidos es la Huasteca Potosina, una zona que comparten varios municipios del estado de San Luis Potosí y que colindan con Veracruz, Hidalgo y otros estados mas. Conocerlos nos da el pretexto perfecto para vivir unos días que sin duda marcaran un antes y un después en la vida de quienes la visitan.
Para disfrutar de la Huasteca Potosina existen algunos lugares que el viajero no puede dejar de visitar y de los que a continuación te compartimos nuestras mejores memorias…

El Rio Tampaon, es un rio que atraviesa cerca de la población de Tanchanchin lugar donde la vegetación es de tipo selvático y que por las características de su suelo de roca caliza, el agua adopta un color azul turquesa, un azul profundo que hace a la mente evocar los colores del agua del caribe. Se puede navegar por este encantador rio en una pequeña embarcación que los locales llaman “panga” y en la cual te diviertes jugando “guerritas de agua” con otras embarcaciones o en pequeñas competencias por llegar primero para encontrarte con la impresionante cascada de Tamul, que en con su caída de 105 metros deja con la boca abierta a cualquiera y que en sus rocosas paredes llenas de maravillosas tonalidades de verde y gris muchos valientes encuentran una oportunidad para practicar rappel. Al regresar, te encuentras la “Cueva del Agua”, una cueva que se encuentra inundada por agua de un naciente del rio, que lleva a recordar los famosos cenotes de la península de Yucatán, cabe mencionar que la población indígena que habita la zona Xi Oui (Pane) y Tenek son etnias cuyas raíces se remontan a la época prehispánica y les emparentan con los antiguos Mayas.
Otro lugar que todos deberíamos visitar, al menos un día en la vida, es el Rio Micos sin duda uno de los ríos mas claros y divertidos que podría conocer cualquiera, al visitarlo podemos encontrar un conjunto de cascadas en las que es posible nadar, disfrutar de su cálida y transparente agua. Si eres curioso te encantara explorar algunas de sus cavernas en las que se puede disfrutar de un “masaje natural” que el agua te regala con solo colocarte debajo de ellas, además desde lo alto de las cascadas, es posible que los mas aventureros salten para experimentar toda la emoción que genera la caída libre a un lado de la cascada. Por supuesto, que para disfrutar de estas actividades es necesario utilizar un chaleco salvavidas y en algunos casos utilizar un casco protector para asegurarse de realizar estas actividades de manera segura, pero jamás menos divertida.
El Tercer lugar favorito de los amantes de las aventuras en la Huasteca es Puente de Dios, en el municipio de Tamasopo, aquí encuentras esta majestuosa poza con un color turquesa de una transparencia impresionante, la cual es alimentada por una pequeña cascada que se forma del nacimiento del rio que esta a unos metros y en donde puedes lanzarte desde 8 metros de altura para sumergirte en sus frescas aguas o bien puedes sencillamente entrar a ella desde un punto en el que el salto implica poco menos de medio metro. Ya estando dentro de la poza podrás apreciar diferentes caídas de agua que atraviesan las paredes rocosas y con ello se filtra para que al mojarte sientas la pureza de la naturaleza.
En el otro extremo de la poza, esta la entrada al punto que le da nombre al lugar, una gruta a la que entras nadando y dentro, gracias al reflejo del sol en el río y la poza principal, apreciaras la luz que parece surgir desde lo profundo del agua, creando un efecto que pocas veces puedes admirar, en ese punto no te quedara duda de porque se conoce a ese pequeño pasaje como “El Puente de Dios” . El lugar que dejara una huella imborrable en tu memoria pues no muchas personas han sentido la fría pureza del agua junto con la deslumbrante belleza de la luz que surge de ella y que te hacen sentir que ¡flotas por los cielos!
La Huasteca te presenta también otros lugares que seguramente te interesara conocer como: El pueblo Magico de Xilitla, el Castillo de Sir Edward James que parece un lugar sacado de un cuento de fantasias, sus pozas naturales con formas caprichosas…pero esas experiencias, las guardaremos para la siguiente oportunidad. ¡Saludos viajeros!