Aumentan los casos de bruxismo o apretamiento de los dientes entre la gente ante el estrés causado por la pandemia en los consultorios de los dentistas, reconoció la secretaria de Protocolos del Colegio de Médicos Cirujanos Dentistas de Aguascalientes, Ana Italia Marín Bosque.
Detalló que a lo largo de la pandemia se ha tenido un aumento en la frecuencia con la que los dentistas observan lo que se conoce como bruxismo, que es el hábito inconsciente de rechinar los dientes y que generalmente está asociado con factores de estrés.
Comentó que si bien el esmalte de los dientes es un material muy duro -su dureza se compara casi a la del diamante- cuando 2 dientes entran en contacto, uno al otro sí puede tanto rayarlo como fracturarlo. Además, las fuerzas de masticación superan varias decenas de kilogramos, lo cual hace que a la larga, en un estrés crónico y al desarrollarse este hábito, se presenten desgastes generalizados en las piezas.

LAS SEÑALES DEL BRUXISMO
Si presenta desgaste en sus dientes
Si despierta apretando sus manos
Si despierta con dolor de nuca, cuello o espalda

LA SOLUCIÓN
El dentista colocará una guarda oclusal personalizada para cada paciente que tiene la propiedad de proteger del desgaste entre los dientes.

“Generalmente (el bruxismo) se lleva a cabo durante la noche, en la última fase del periodo de sueño cuando el paciente de manera inconsciente (…) A la larga, en situaciones de estrés prolongado o crónico puede llegar a provocar desgaste del esmalte, aunque también en el día pueden existir en momentos de estrés cuando se va a enfrentar a una situación difícil…” Ana Italia Marín

El esmalte de nuestros dientes contiene hidroxiapatita, material que también se encuentra en los colmillos de los elefantes.