Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La industria del cine deberá repensar su estrategia de negocio si quiere sobrevivir.
La pandemia ha dejado pérdidas por más de 17 mil millones de pesos a los exhibidores solo por los 311 millones de boletos no vendidos entre el 25 de marzo de 2020 y el 7 de marzo de 2021, según Canacine.
Además, ahora enfrentan una creciente competencia por la exhibición de películas en streaming y plataformas.
Los exhibidores que logren llegar hasta 2022 serán quienes piensen en una recuperación, como convertir las salas en lugares de nicho, advirtió Anderson Ramires, socio líder de Tecnología, Medios, Telecomunicaciones y Servicios Digitales de PwC México.
Los ingresos por dulcería, venta de palomitas y vasos coleccionables, que representan 80 por ciento de sus ingresos, podrían transferirse al e-commerce, consideró.