Las juntas, federal y locales, de Conciliación y Arbitraje están ejerciendo acoso y falta de certeza laboral contra sus empleados, señaló el secretario del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Lorenzo Rodríguez Gallardo.

“Es una paradoja que se ha expuesto a nivel nacional y al seno del análisis que se hizo desde el Congreso de la Unión sobre la reforma laboral aprobada esta semana por los diputados, cuya cristalización tardará todavía”, agregó.

En entrevista, refirió que mientras la STPS ha mantenido una campaña permanente contra el hostigamiento y el acoso laboral, la realidad es que en las instancias encargadas de la justicia para los trabajadores, ésta no se ejerce. La situación ha llegado a ese punto crítico, luego de que la reforma constitucional sobre justicia laboral no se cumplió a falta de leyes secundarias y lo único que originó fue el adelgazamiento de recursos y personal en las juntas de conciliación.

Refirió que el hostigamiento y acoso laboral es un tipo penal que se considera una violación a los derechos humanos y que consiste en elevar de manera desproporcionada la carga de trabajo al personal de un centro de trabajo. Adicional a ello, hostigarlo para su pronto cumplimiento en aras de la productividad, aun a costa de su salud y sin darle los recursos necesarios para su oportuna realización.

“Eso es precisamente lo que sucede en las Juntas de Conciliación de la Federación y los estados, pues se optó por recortar personal y recursos y a los que permanecieron les ha tocado trabajar en la resolución del rezago y de los nuevos casos, bajo presión y sin recursos porque les recortaron el presupuesto en todo el país”, aseguró.