María Azucena Vásquez Mendoza 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En México, prácticamente 9 de cada 10 habitantes del medio rural viven en pobreza, mientras que la mayor parte de los que no lo son viven en zonas urbanas, lo que evidencia una profunda desigualdad, advierte un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

México es un País predominantemente urbano con el 77 por ciento de su población concentrada en este medio, pero una mayor proporción de la población rural enfrenta pobreza, señala en el documento titulado «Brechas de pobreza rural en México: magnitud, evolución reciente y distribución territorial».

Mientras que el 68 por ciento de la población urbana era pobre y el 37 por ciento vivía en pobreza extrema, cerca de 9 de cada 10 de zonas rurales eran pobres y el 62 por ciento, casi dos terceras partes estaban en situación de pobreza extrema, describe.

«México es un País de pobres tanto en el medio rural como en el urbano y sólo es un País de pobreza extrema en el medio rural», lamenta.

Apunta que la distribución urbano-rural de los no pobres es la que hace más evidente la desigualdad campo-ciudad, ya que 9 de cada 10 no pobres habitan en el medio urbano.

Asimismo, detalla que en cinco entidades -Estado de México, Veracruz, Jalisco, Puebla y la Ciudad de México- habita el 39.1 por ciento de los pobres del País; en siete de ellas, las cinco mencionadas junto con Chiapas y Guanajuato, vive la mitad de los pobres totales.

En tanto que en 12 entidades federativas (sumando Michoacán, Oaxaca, Nuevo León, Guerrero y Tamaulipas) se localiza poco más de las dos terceras partes.

De acuerdo con el estudio de la Cepal, frente a este panorama, la política de la lucha contra la pobreza no puede estar localizada cuando dos terceras parte de la población vive en esta condición, sino que debe ser universal.

Si bien esta lucha debe realizarse tanto en el medio urbano como en el rural, en el corto plazo debe enfocarse en reducir la desigualdad de las condiciones de vida que hay entre ambos medios, añade en su estudio.

«Esta investigación muestra la descomunal gravedad de la pobreza rural, pero también que la urbana es la predominante, lo que también es grave. (Esto) Obliga a repensar completamente la manera de enfrentar la pobreza en el País», señala.

Como parte de sus conclusiones, el estudio advierte que en la segunda década de este siglo, México sigue siendo un País en el que la incidencia de la pobreza comprende casi tres cuartas partes de la población, con una mayor magnitud en las zonas rurales.