Integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores del ISSSTE esperan que las autoridades de oficinas centrales les den una respuesta sobre la petición de remoción de la subdirectora administrativa Araceli Sánchez Ramírez. Según la líder del Sindicato, Rosa María Bonilla Barrón, la funcionaria en cuestión sólo ha causado muchos problemas al interior del Instituto.
Asimismo, los quejosos solicitan la reinstalación de trabajadores sindicalizados que a su parecer fueron despedidos injustificadamente por Sánchez Ramírez. “Creemos que todo pinta a favor, pero debemos esperar a que nos notifiquen. Sesionaron desde el jueves pasado y entonces estamos esperando noticias de ellos. Yo me imagino que va a ser hasta el lunes o martes que ya tendremos la respuesta de México a nuestras peticiones”.
En días pasados, el Sindicato colocó una lona afuera del Hospital General del ISSSTE manifestando sus inquietudes hacia dicha funcionaria. Según la líder sindical, esta manta fue retirada por órdenes de Sánchez. “La colocamos y nuevamente este sábado en la madrugada la volvieron a quitar (…) la señora anda con todo y molesta por lo que estamos haciendo”.