Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En Guanajuato se está viviendo un boom de nuevos proveedores de autopartes de vehículos eléctricos.
La industria que abastece a los productores de los tradicionales automóviles de motor a gasolina se están reconvirtiendo rápidamente para fabricar autopartes para los autos del futuro.
Alfredo Arzola, director general del Clúster Automotriz de Guanajuato, explicó que antes de la pandemia se tenían registrados en la entidad entre cinco y siete proveedores para autos eléctricos, pero hoy en día ya suman 50.
Afirmó que la tendencia va en aumento, pues del total de proveedores que tiene Guanajuato, incluyendo los de autos de motor de gasolina e híbridos, los 50 proveedores sólo para eléctricos representan el 25 por ciento del universo.
La oportunidad de negocio es tal, que el 95 por ciento de los clientes de esos autopartistas están en Estados Unidos, donde destaca Tesla, y el resto es para la demanda nacional.
Guanajuato es el ‘motor’ de la fabricación de diversas piezas y componentes para vehículos eléctricos, desde sistemas de iluminación, llantas, partes de acero y del tren motriz, e interiores, entre otros.
Arzola detalló que las autopartes entre un vehículo de motor de gasolina y uno eléctrico son diferentes entre sí, cuentan con adaptaciones distintas, por ejemplo, las láminas para la construcción de la unidad no son iguales en peso y grosor.
«La tendencia es que todos (los autopartistas) vayan reconvirtiéndose; hoy en día están viendo en México una plataforma importante de reconversión de autopartes para autos eléctricos.
«En unos años vamos a ver que el 80 por ciento de empresas en el estado van a estar correlacionadas con el carro eléctrico, estamos hablando de los próximos tres años», consideró.
Es necesario que los proveedores mexicanos en general se enfoquen en la industria de estos vehículos, pues es a dónde se dirige el sector, debido a los cambios establecidos por los Gobiernos de países desarrollados y las empresas sobre las metas de disminuir las emisiones de CO2.
«Entonces la tendencia es que a partir del 2025 o 2030 y así paulatinamente las empresas empiecen a comercializar mayor número de carros eléctricos y gradualmente se disminuya el consumo de carros con gasolina», concluyó.

¡Participa con tu opinión!