Marlen Hernández
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Al cuarto trimestre del año pasado, 40.3 por ciento de la población se encontraba en pobreza laboral debido a que su ingreso fue inferior al costo de la canasta alimentaria.
Este porcentaje es mayor al registrado previo a la pandemia, cuando fue de 38.9 por ciento, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
El Consejo recordó que la población en condiciones de pobreza laboral alcanzó un máximo de 46.0 por ciento en el tercer trimestre del 2020 como resultado de la pandemia y que destacó que aún se encuentra lejos de los niveles pre Covid.
«Si bien se ha mostrado una recuperación de la economía y el mercado laboral mexicano posterior a la contingencia sanitaria por la Covid-19, este indicador aún no alcanza el nivel observado antes del inicio de la pandemia», señaló Coneval en un reporte.
Héctor Magaña, analista del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tec de Monterrey, explicó que algunas personas recuperaron su fuente de trabajo, pero con una remuneración inferior y con un una canasta alimentaria más cara.
El costo promedio de la canasta alimentaria en la zona urbana se elevó 15.4 por ciento en los últimos dos años, con mil 844 pesos.
En la zona rural el costo subió 18.5 por ciento, a mil 345 pesos.
En un documento sobre la metodología para construcción de las líneas de pobreza por ingresos, el Coneval explica que la estimación del costo de la canasta alimentaria se basa en los patrones de gasto de los hogares para aproximarse a los valores de consumo de energía y micronutrientes.
Para Magaña la situación podría ser peor a medida que empiecen a trasladarse los incrementos en los precios globales de alimentos y energéticos como consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania.
«Todavía resulta probable que el nivel de precios de nuestro país continúe en ascenso al menos durante la primera mitad del año en curso, afectando con ello el poder adquisitivo de las personas, particularmente aquellas que perciben los rangos salariales más bajos», señaló Magaña.
Grupo REFORMA publicó el sábado que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) difundió que su índice global del crecimiento de los precios de los alimentos en general en marzo se disparó 33.60 por ciento respecto al mismo mes del 2021.
Casi el triple de la tasa anual registrada en el País en ese mismo periodo de 12.76 por ciento.
Y sólo durante el tercer mes del año en curso -el primero completo de la guerra que estalló el pasado 24 de febrero- la inflación mundial de los alimentos fue de 12.64 por ciento, esto es prácticamente la misma tasa de crecimiento de los precios en el País registrada para todo un año.
Por otra parte, el número de personas desocupadas se incrementó desde finales del 2019 hasta el año pasado en 11.3 por ciento, equivalente a 217 mil 985 personas.
Por su parte, en Nuevo León también aumentó el porcentaje de la población en condiciones de pobreza laboral al pasar de 21.2 al cierre del cuarto trimestre de 2019 a 23.1 por ciento al cierre del año pasado.
No obstante, Nuevo León se ubicó como la tercera entidad con menor porcentaje de personas cuyo ingreso laboral no alcanza para adquirir la canasta básica.

¡Participa con tu opinión!