Cada año, realizo este pequeño ejercicio en el mes de septiembre para recordar la importancia del patriotismo con motivo de las fiestas patrias. Si bien el clima patriótico ha comenzado a invadir el principal cuadro histórico de nuestra ciudad, también es cierto que en estos días parece ser que se habla más de los venideros cambios gubernamentales que del mes patrio.
Desafortunadamente, nuestra euforia de patriotismo es tan efímera y prácticamente se exalta la mexicanidad únicamente cuando juega la selección mexicana o cuando celebramos el Grito de Independencia; sin embargo, considero que ser mexicano es algo que debería llenarnos de orgullo TODOS los días, ya que ser un verdadero mexicano significa continuar con el legado de tantos hombres que nos dieron libertad y condiciones para prosperar y convertirnos en una gran nación.
Escuchar el famoso ¡Viva México! debería de convertirse en un pequeño aliciente o por lo menos un momento de reflexión para verificar si realmente estamos dando nuestro mejor esfuerzo por hacer de este país un lugar mejor; seguro estoy, que, tras esta reflexión, todos encontraremos nuevas razones para comprometernos y generar un mejor país desde cualquier trinchera en la que nos encontremos. Por lo tanto, si queremos corregir los errores de los que tanto nos quejamos, es momento de que nos atrevamos a gritar fuertemente: ¡VIVA MÉXICO! y nos atrevamos de igual manera a trabajar para cambiar a este país.
No se necesita ser un funcionario público o un empresario para poder transformar a México, se requiere únicamente de voluntad y poner todo nuestro esfuerzo en cumplir con nuestra comunidad. Para ello, basta con mantener un buen cuidado al medio ambiente, procurar las buenas costumbres vecinales, tirar la basura en su lugar, mantener el orden vial y/u obedecer las leyes (aunque a muchos no les guste pagar impuestos). México nos necesita a TODOS y debemos de recordar que aún tenemos posibilidades para evitar que nuestro país tome un rumbo sin retorno.
Hoy más que nunca, México requiere unidad para combatir a este gobierno federal que intenta poner un freno de mano a nuestra calidad de vida; hoy, más que nunca, México no se puede dar el lujo de perder y rescatar del olvido a sus mejores ciudadanos.
Me permito invitar a todos mis lectores a realizar este tradicional grito con la encomienda de ser mejores ciudadanos, mejores personas y mejores mexicanos. Agradezco el favor de su lectura y les deseo un muy feliz fin de semana. ¡Viva México!

David Reynoso Rivera Río.
Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr