El Gobierno de MORENA ha dejado a su suerte a los municipios del país y prueba de ello es que Aguascalientes dejó de recibir 389 millones de pesos en el primer semestre de este año, señaló el vocero del CEN del PAN, Fernando Herrera Ávila quien comentó que de acuerdo a la Asociación Nacional de Alcaldes, hasta un 70% de los municipios del país podrían entrar en una situación insostenible de sus finanzas para finales de este año.

El panista apuntó que tan sólo en el primer semestre de este año, el Gobierno Federal ha recortado hasta un 30% esas participaciones, orillando a las entidades y municipios a implementar diversos mecanismos de recaudación para cubrir ese boquete. En tal sentido, dijo que Aguascalientes dejó de recibir 389 millones de pesos de enero a junio de este año, en plena pandemia del COVID-19, lo que representa un golpe directo a las finanzas de los municipios, que hoy batallan para cubrir el gasto corriente y no cuentan con recursos para impulsar el desarrollo de la población.

Afirmó que pese al Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, la caída en los ingresos del país, de las participaciones federales y del Producto Interno Bruto en el segundo trimestre del año que fue de 18.5%, se anticipa un escenario catastrófico para los Municipios al cierre de este 2020, por lo que la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) prevé que hasta un 70% de los municipios del país podrían entrar en una situación insostenible hacia finales del año.

Por lo anterior, Herrera Ávila aseveró que es impostergable revisar el Pacto de Coordinación Fiscal ya que a pesar de la alta productividad de muchas entidades, como Aguascalientes, el gobierno de López Obrador les da un trato injusto en el manejo del presupuesto. Estableció que por cada peso que aporta la entidad al pacto, la Federación regresa únicamente treinta centavos. “Lo anterior se debe a que el Gobierno Federal de MORENA está encaprichado con sus obras faraónicas a las que destina miles de millones pesos. Tan sólo en esas tres obras del Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía y Refinería Dos Bocas que hoy no proyectan ninguna ganancia para el país, se derrocharán más de 500 mil millones de pesos. Con esos recursos podría apoyarse a todos los municipios del país”.