CDMX.- El Rey Emérito Juan Carlos I recibió estos días, en Abu Dabi, la visita de sus hijas, las Infantas Elena y Cristina, así como de algunos de sus nietos: Irene, Juan Valentín, Pablo, Miguel y Victoria Federica.
Dicho encuentro se produce al cumplirse 10 años de que fuera a cazar elefantes en Botsuana con su amiga Corinna Larsen.
El soberano, de 84 años, quien luce en las fotos más delgado, fue notificado recientemente de que las investigaciones judiciales en su contra quedaban cerradas sin imputarle ningún delito. Días después, él anunció que optaba por permanecer en Emiratos Árabes Unidos, donde vive desde 2020, aunque trasladó a su hijo, el Rey Felipe VI, su voluntad de viajar con frecuencia a España para visitar a familiares y amigos.
Llama especialmente la atención la ausencia de Froilán, hijo de la Infanta Elena y quien siempre ha tenido una relación muy estrecha con su abuelo, pero, sobre todo, quien no acudió fue la Reina Sofía, consorte del Emérito.
En Madrid, los Reyes Felipe y Letizia acudieron ayer con sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, a un centro de refugiados ucranianos. El lugar conjuga la atención social con la expedición de documentación de la policía, lo que permite a los evacuados obtener permisos de residencia y trabajo en 24 horas y acceder a la sanidad y la educación, apoyo social, alojamiento y ayudas económicas.
Leonor disfruta unos días de vacaciones en España desde que empezara sus estudios en el internado UWC Atlantic College, en Gales, donde cursa bachillerato. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!