A media semana Necaxa por fin salió de una seguidilla de derrotas importante consiguiendo tres puntos valiosos sobre Tijuana, que han metido al equipo de lleno en la pelea por el repechaje. Antes de un nuevo parón por fecha FIFA, los Rayos tendrán esta noche en punto de las 19:00 horas una complicada prueba al visitar a los Tigres de Miguel Herrera en lo que será el primer encuentro de Pablo Guede en el banquillo de Necaxa, recordando que el anterior encuentro lo vio desde la tribuna.
Los Rayos claramente parten como la víctima al tener un plantel mucho más modesto que el cuadro felino, que es uno de los más poderosos de la Liga MX. Entre las buenas noticias que tiene el conjunto de Aguascalientes es la incorporación al cien por ciento de Facundo Batista, que hace algunos días fue anunciado como el último refuerzo de este semestre y que ya está dado de alta en la página de la liga, así que ya puede debutar; cabe destacar que Bryan Carvallo fue el sacrificado para registrar al delantero uruguayo. De igual forma, Tigres llega con varias bajas al no contar con nombres como el “Diente” López o André-Pierre Gignac que han estado entre algodones todo el torneo.
Probablemente Necaxa salga al Volcán sobre todo en los primeros minutos a cuidar primero el cero atrás, tratando de imponer condiciones en el mediocampo con Alejandro Zendejas y Fernando Rubén González que han sido lo mejor de la campaña para el equipo. Partiendo del orden defensivo será que Necaxa puede aspirar a encontrar buen funcionamiento que los acerque al marco defendido por Nahuel Guzmán.
La realidad es que a Necaxa no le va bien cuando enfrenta a los Tigres y suman ocho encuentros de forma consecutiva sin conocer la victoria ante los regios con cuatro derrotas y cuatro empates. La última ocasión en la que ambos se vieron las caras fue precisamente en casa de los Tigres con un empate a un gol. Si los Rayos quieren seguir dentro de posiciones de repechaje es primordial sumar un buen resultado esta noche o simplemente rescatar alguna unidad para entrar a la pausa de dos semanas antes de su próximo encuentro y poder tomar la idea de juego de Pablo Guede que quiere debutar con el pie derecho su nueva aventura al frente de Necaxa.