Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se reunió ayer con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y visitó el Estadio Azteca con motivo de la organización de la Copa del Mundo en 2026.
México tendrá 10 de los 80 partidos y pretende que uno de ellos sea la inauguración del torneo.
«Están iniciando los preparativos para la Copa Mundial de la FIFA 2026; ya no estaré en la presidencia, pero ayudaremos en el tiempo que nos queda para auspiciar la alegría de la gente y fomentar el deporte», publicó López Obrador.
A la reunión también acudieron Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, así como Yon de Luisa y Emilio Azcárraga Jean, presidente de la FMF y del Consejo de Administración de Grupo Televisa, respectivamente.
Posteriormente, Infantino y la comitiva de la FIFA acudieron al Estadio Azteca, que será remodelado durante 2023.
«México ha dado muchísimo, pero también ha desarrollado muchísimo el futbol: los clubes, los jugadores, la pasión, el ‘ra-ra-ra’ que se conoce en todo el mundo.
«El Estadio Azteca es la catedral del futbol mundial, para mí como italiano es como el Vaticano del futbol, es espectacular, se respira leyenda cuando piensas en los que han jugado en este campo», expresó el máximo dirigente del balompié.
El País postuló a tres sedes (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey) para albergar partidos de Copa del Mundo.

¡Participa con tu opinión!