Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

El posible viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha provocado un airado rechazo de China y polémica en la Casa Blanca… (bbc.com).

Comentario:

En más de veinte años no han existido viajes de políticos de alto rango de Estados Unidos a Taiwán. Así que el solo anuncio de que Nancy Pelosi lo haga tiene a los chinos con las uñas por delante. Y es que Nancy Pelosi es la tercera en línea al gobierno de Estados Unidos. Sólo está detrás del presidente Joe Biden y la vicepresidente Kamala Harris. ¿Cuál es la idea detrás del plan de viaje? ¿Cómo han reaccionado las partes?

Recordemos que China considera a la isla de Taiwán como un territorio en rebeldía para el cual no ha descartado la idea de “convencerlo” a regresar usando la fuerza. Para el mundo que observa, no es una cuestión de si China invadirá Taiwán, sino de cuándo. Se supone que Estados Unidos tiene un acuerdo para apoyar a Taiwán en caso de invasión, e incluso Biden ha declarado que apoyará a la isla como forma de advertencia a China, pero no está muy claro que suceda. Expertos dicen que, si China invade Taiwán, la respuesta de Estados Unidos se limitará a presiones económicas al invasor, al estilo de las implementadas contra Rusia en su invasión a Ucrania. Y ya se ha visto que a Rusia no le han hecho mella. Así las cosas, el mundo espera lo que diga Xi Jianping.

Por cierto, se espera un aviso de que Xi Jianping será reelecto como líder chino para un tercer período. Sorprendente porque se estaba en un entendido de que los líderes chinos sólo durarían dos períodos de cinco años. Parece que Xi desea eternizarse en el poder. ¿Dónde se ha visto?

El punto es que los chinos reaccionaron al anuncio del viaje de Pelosi declarando que puede acarrear “graves consecuencias”. A ese nivel se oponen a la idea. La misma Casa Blanca declaró sobre el viaje que era una “mala idea”. ¿Por qué desea ir Pelosi a Taiwán?

No está claro el motivo del viaje. Pelosi había planeado viajar en abril, pero por causa de haber contraído COVID, lo pospuso, haciéndolo más notorio. Todo el mundo entiende que el viaje representa un respaldo a Taiwán y eso tal vez presione a Biden a apoyar a la isla, pero eso debería conversarlo con el inquilino de la Casa Blanca. En lugar de ello parece estarlo forzando.

Pelosi está por retirarse de la política: tiene más de ochenta años. ¿Busca establecer un principio filosófico de apoyo a Taiwán? El problema es que quizás logre lo opuesto. Los chinos, durante su visita, pueden realizar demostraciones de fuerza y de repudio a la intervención de Estados Unidos: Enviar aviones que crucen a los cielos de la isla, o armada marina que invada las aguas de Taiwán… Es difícil interpretar qué consideran los chinos como “graves consecuencias”. Nancy Pelosi debería reconsiderar su viaje. No se debe provocar a un tigre y menos si es chino.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com