Por: Hugo Morales Lozano

El escepticismo puede hacernos perder oportunidades, y aún más cuando los hechos nos alcanzan… esto describe el escenario que vivieron los negocios que no creían en el COVID ni en marketing digital, hasta que nos mandaron a casa en marzo de 2020.

¿Acaso la historia se repetirá? Si el encierro por coronavirus fue como un “examen sorpresa”, porque casi nadie estaba preparado ni esperaba tal desagradable acontecimiento, debemos “estudiar” antes de que la viruela del mono, ahora una ‘emergencia internacional’ declarada por la OMS, represente una amenaza para tu caja registradora.

Esto no se trata de un pitch publicitario, más bien es un recordatorio de que los hábitos de consumo han evolucionado, el cuidado de la salud aceleró la manera en que la gente hace sus compras, convirtiendo el internet en un canal muy importante para la comunicación y las ventas, ahora las personas consiguen lo que quieren al instante y se dirigen a una marca específica porque vieron su publicidad en sus pantallas, y todo lo anterior se logra con una buena planificación y estrategias bien aplicadas.

Algo que detecté hace dos años, a causa del encierro en marzo, es que varios negocios brincaron a internet repentinamente, abrieron o retomaron sus redes sociales y comenzaron a publicar muuuuchas fotos sobre productos o servicios, esperando un resultado inmediato… ¿El resultado? Esfuerzos en vano o pocos ingresos.

Si comúnmente ves a Facebook e Instagram como varitas mágicas para generar ventas, entonces hay que pronunciar bien los hechizos, empezando por el hecho de que la sociedad no acude a redes sociales precisamente a comprar, estamos ahí para distraernos, compartir un meme, ver la foto del fin de semana… ¡Ah! Pero si ves, por ejemplo, el anuncio de un restaurante de cocina contemporánea ubicado al norte de la ciudad, ahí es donde esa sutileza invita a consumir.

Con las tiendas en línea hay una situación similar, se romantiza mucho que son “el futuro del comercio”, pero no recibirás pedidos hasta que los incentives, hasta que comuniques tu dominio web en tu branding, te vincules a los motores de búsqueda e inviertas en Ads, tan sólo hazte la siguiente pregunta filosófica… ¿Cómo vas a una tienda si no sabes que existe?

Otro boom que noté fueron las apps de comida a domicilio, el mundo las redescubrió, y ahí sí puedo decirte que la gente sí entra a esas aplicaciones a comprar, y no está de más en decirles a tus comensales que te pueden encontrar en ciertas plataformas, de preferencia entregar dicho mensaje en un horario anticipado y cuando la mayoría de la gente esté despierta.

La mejor parte de esto es que aún no nos encierran en nuestras casas, no sabemos cuándo ni tampoco si eso sucederá, pero insisto que no tenemos que dejar todo al último para sobrevivir, la amenaza es real, así que ponte en acción desde hoy y retoma tus esfuerzos de marketing pero esta vez con ojos de prevención y crecimiento.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx

LinkedIn: Hugo Morales Lozano