José de Jesús López de Lara

Una auténtica pesadilla vivió el propietario de un domicilio ubicado en el fraccionamiento Ojocaliente I, tras sufrir un asalto por parte de quienes lo despojaron de un automóvil, una pantalla y dinero en efectivo.
Los violentos hechos, que provocaron una fuerte movilización policiaca, se registraron el pasado jueves a las 21:15 horas en una vivienda ubicada en la calle Palo Alto, en el fraccionamiento Ojocaliente I.
De acuerdo con la versión de la víctima, un hombre de 66 años, al momento de los hechos, se encontraba viendo la televisión, cuando, en determinado momento, escuchó que tocaron la puerta y decidió asomarse.
Fue en ese momento que observó a una mujer de unos 20 años, de complexión delgada, morena y que vestía una chamarra color negro y pantalón de mezclilla, quien le comentó que su hija la había enviado para que le hiciera el aseo.
Al momento que el hombre le preguntó el nombre de su hija, la mujer no supo responder, lo que le generó desconfianza y decidió regresar al interior de su vivienda. Sin embargo, en ese momento, escuchó la voz de un hombre y, al voltear, observó a un sujeto de tez morena, de 1.70 de estatura y complexión delgada, mismo que iba vestido todo de negro, quien lo amagó con una pistola tipo escuadra y le ordenó que le abriera la puerta de la cochera.
Al verse amenazado, el hombre decidió obedecer y, en ese momento, ingresaron el hombre y la mujer, quienes, con lujo de violencia, lo llevaron hasta una de las habitaciones, donde lo dejaron amarrado de pies y manos.
Posteriormente, los asaltantes domiciliarios lo despojaron de 1,500 pesos en efectivo, una televisión de plasma y un automóvil Nissan Versa, modelo 2021, color blanco y con placas de circulación ACN-447-C de Aguascalientes, que hasta el momento no ha podido ser recuperado.
Una vez que la víctima fue ayudada por un vecino, reportó el asalto domiciliario al número de emergencias 911. Aunque policías preventivos del Destacamento Terán Sur implementaron un operativo, no lograron dar con el paradero de los asaltantes.
Agentes del Grupo Anti-Robos de la PDI acudieron al lugar de los hechos, a fin de iniciar con las investigaciones correspondientes.