Minutos de terror vivieron habitantes del municipio de Ojuelos, Jalisco, luego de que un comando de hombres fuertemente armados agredió a balazos a policías preventivos que se encontraban brindando seguridad en un tianguis. El saldo fue de un oficial asesinado y tres más gravemente heridos.
Los sangrientos hechos se registraron el sábado a las 10:30 de la mañana, frente al tianguis que se instala a un costado de la plaza principal, en la Zona Centro del municipio de Ojuelos.
Los policías preventivos se encontraban junto a una patrulla estacionada en la calle Ignacio Zaragoza y esquina con la calle Mariano Azuela, cuando repentinamente fueron atacados a balazos por un grupo de sicarios.
Los oficiales no tuvieron tiempo de repeler la agresión y uno de ellos murió instantáneamente, mientras que tres más resultaron gravemente heridos. Los sicarios escaparon en una camioneta Mercedes Benz, color blanco y en una camioneta Toyota Tacoma, sin placas de circulación.
Al lugar de la agresión arribaron policías preventivos de Ojuelos y de la Policía Estatal Preventiva de Jalisco, así como elementos de la Guardia Nacional y agentes de la Policía de Investigación. De igual forma acudieron ambulancias de Cruz Roja, cuyos paramédicos brindaron los primeros auxilios a los tres oficiales heridos, quienes posteriormente en un helicóptero Black Hawk de la SSPE fueron trasladados a recibir atención médica a la ciudad de Guadalajara.
Cuando otros policías preventivos de Ojuelos se dirigían a brindar apoyo a sus compañeros, se toparon con los sicarios en la carretera federal No. 70, por lo que se registró un enfrentamiento a balazos, aunque los sospechosos lograron escapar con rumbo a Aguascalientes.
Tras implementarse un operativo en la zona, minutos más tarde fue localizada abandonada la camioneta Toyota Tacoma, sin placas de circulación, en cuyo interior se encontraron rastros de sangre, por lo que se sospecha que uno de los sicarios resultó herido.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena de la balacera los agentes de la Fiscalía Regional de Jalisco de la Zona Altos Norte; personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y el agente del Ministerio Público.