El asesinato presuntamente a golpes de una persona en situación de calle por otro indigente en la Plaza de la Patria, así como la grave lesión con un batazo provocada por un taxista contra un vigilante en el Agro Express, ambos en días recientes, son parte de la alta incidencia de hechos de convivencia violenta en las calles, acumulados al cierre del pasado mes de noviembre.

De esta manera, lesiones y daño en la propiedad son los delitos que alcanzan la mayor incidencia por conflictos y la descomposición social en Aguascalientes, de acuerdo al reporte anual del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al corte del mes de noviembre.

La Fiscalía General de Justicia acumula 4 mil 349 denuncias por lesiones, las cuales, en su gran mayoría, no se realizan con armas de fuego u objetos punzantes como filos y navajas. Se consigna que 2 mil 396 de las agresiones se realizan con otros elementos, incluyendo golpes a mano limpia.

Si no fuera suficiente, se contabilizan 734 delitos de lesiones dolosas no especificadas, con lo que la variable en la forma de ser lastimado por un agresor de manera intencional se vuelve extensa.

Sólo 980 de las lesiones se consideran como culposas, es decir, cometidas por accidente; figuran de manera principal los casos de agresores que son conductores responsables de accidentes de tránsito.

La principal agresión indirecta a la ciudadanía tipificada como daño a la propiedad y sus bienes se ubica como el segundo delito más denunciado con 4 mil 350 denuncias abiertas ante la Fiscalía Estatal.

El daño en la propiedad es el que más impacta a los aguascalentenses, pues se enlista dentro de los delitos contra el patrimonio, pero supera las diversas modalidades de robo, como es el robo a transeúnte, automóvil, o de casa habitación.