“La inseguridad ha hecho presa de la población, ya resulta insostenible este problema; es inconcebible que sigan los hechos de violencia en los centros comerciales y ante las propias narices de los guardianes del orden”, destacó el empresario Humberto Martínez Guerra.
La gente está temerosa hasta de salir a la calle, añadió al lamentar la muerte de la persona que saliendo de un centro comercial fue perseguida por los maleantes para quitarle la vida.
“Siguen en aumento los robos de vehículos, domiciliarios y a transeúntes, la sociedad ya no sabe qué hacer con esta ola de inseguridad que cada vez es mayor”, expuso el líder social.
Consideró que en vez de que se echen la culpa unas a otras, las corporaciones municipal y estatal deberían coordinarse y ponerse a trabajar.
“Las cámaras empresariales, los colegios de profesionistas y demás sectores, deben alzar la voz, que el Gobierno se dé cuenta de la inconformidad que priva en este tema”, añadió.
Es urgente que la autoridad haga su tarea, resulta imperdonable que personas de bien, mueran al ser asaltadas; la población se siente desamparada, “no vemos claro, la autoridad no está haciendo su trabajo”, agregó.
Opinó que de seguir las deficiencias en la seguridad, los crímenes los cometerá el propio Gobierno, por no tener la capacidad de controlar la delincuencia.
Además de que los vecinos deben organizarse para cuidarse, es fundamental que la autoridad cumpla con su responsabilidad, con el combate efectivo a la delincuencia.
“El pago de impuestos debe verse reflejado en servicios públicos de calidad y es una prioridad la seguridad, porque de ello depende la tranquilidad de las empresas, de las familias y de la sociedad en general”.
Martínez Guerra insistió en que ya es tiempo de que el Gobierno dé resultados.