Ayer, los Colectivos Feministas de Aguascalientes denunciaron ante las autoridades competentes las presuntas arbitrariedades cometidas por la policía estatal y municipal en contra de las manifestantes en el Dia Internacional de la Mujer. “El tema central fue la forma en cómo las corporaciones las sometieron y las reprimieron”, aseveraron.

En rueda de prensa virtual convocada por las diferentes agrupaciones feministas, sostuvieron que su manifestación era pacífica hasta que se desató el desorden y ellas no supieron responder por la intensa presencia de hombres dentro del contingente, ya que la convocatoria fue solo para mujeres. “No sabemos decir si eran, o no, infiltrados”.

Asimismo, el Colectivo Feminista se pronunció por la renuncia del Secretario de Seguridad Pública, que el gobernador Martin Orozco actúe y que se pida una disculpa pública a las mujeres manifestantes; además de todo lo anterior, pidieron que los elementos policiacos sean capacitados para que sepan actuar con base en los derechos humanos de todos los ciudadanos.

Las feministas solicitaron a sus compañeras acudir ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos para narrar los hechos y, de esta manera, se investigue la violación de derechos humanos hacia las mujeres que participaron en la manifestación en la noche del pasado 8 de marzo.

Luego, dijeron que tienen poca información sobre las mujeres y el hombre que continúan en calidad de detenidos en la Fiscalía General del Estado, pero tienen apoyo jurídico al respecto y están en espera de la decisión del Ministerio Público en miras a que no se les vincule a proceso.

Aseveraron que los colectivos feministas tienen evidencia de la violencia psicológica, física y lenguaje sexista expresado por los elementos de seguridad pública; además, las personas detenidas sufrieron malos tratos dentro y fuera de las instalaciones policiacas. Todo esto será denunciado hasta las últimas consecuencias.

Por último, exigieron cese inmediato a las acciones de represión, que se tengan protocolos de actuación policiaca a primeros respondientes en apego a los derechos humanos y de perspectiva de género, sensibilización, capacitación de primer contacto a  las mujeres y eliminación de prácticas de revictimización y desaparición forzada.