Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De prosperar la propuesta del Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, de que Canadá ofrezca los mismos incentivos que Estados Unidos en la compra de autos eléctricos, ese país también estaría violando el Tratado entre México, Estados Unido y Canadá (T-MEC), coincidieron expertos.
«Está violando el tratado de la misma manera que lo está proponiendo Estados Unidos», expuso Juan Antonio Dorantes, socio director de Dorantes Advisors.
Si dos países de la región aplican dichos incentivos estarían incumpliendo compromisos planteados en el T-MEC, coincidió Rosángel Hernández, directora de Investigación y Análisis de Consultores Internacionales Ansley.
«No porque ellos dos (EU y Canadá) digan que van a hacer los mismos incentivos, eso no quiere decir que eso alinea lo que ya está establecido, los compromisos de no discriminación que están establecidos en el acuerdo, eso no lo cambiaría», refirió Hernández.
La iniciativa estadounidense «Build Back Better» contempla incentivos fiscales que van hasta los 12 mil 500 dólares para los consumidores que prefieran un auto eléctrico hecho en Estados Unidos.
Los primeros 4 mil dólares se consiguen desde que se compra un auto eléctrico, ya sea usado o nuevo, pero que haya sido ensamblado en Estados Unidos.
Pero el resto del subsidio se podrá obtener si se adquiere una unidad ensamblada en plantas ubicadas en Estados Unidos y que operen bajo un contrato colectivo de trabajo negociado por algún sindicato en ese país y también un auto que use baterías que fueron fabricadas con al menos el 50 por ciento de componentes provenientes de esa nación.
Ante ello, esta medida se ha contemplado como discriminatoria para los socios comerciales de Estados Unidos, entre ellos México y países de la Unión Europea, así como Japón, destacó Dorantes.
Mientras esta propuesta es sugerida por el Gobierno de Estados Unidos, la industria automotriz de ese país está en contra de estos incentivos, agregó Dorantes.
México podría seguir procediendo con los planes que tenga respecto a presentar un panel de controversias contra Estados Unidos y agregar otro proceso para Canadá, dijo Hernández.
Aunque en el sector automotriz, México no está tan integrado con Canadá, sí lo está en el comercio aeroespacial.
En tanto que con Estados Unidos sí hay un fuerte vínculo automotriz y con quién sí tendría un daño destacable, refirió Hernández.
Frente a los cambios que se dan en dicha industria, México debería sentirse presionado, por las fuerzas de mercado, pues está creciendo la demanda de vehículos eléctricos, añadió Hernández.

¡Participa con tu opinión!