Sara Ochoa
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Nueve personas fallecidas en las poblaciones de Mazamitla y Tamazula, Jalisco, fue el resultado de una intoxicación al consumir alcohol mezclado con refresco o leche, reportaron ayer autoridades de salud.
Ambos Ayuntamientos implementaron la “Ley Seca” desde hace un mes, con el objetivo de detener las reuniones sociales o el arribo de personas de otros lugares del estado.
Sin embargo, los habitantes comenzaron a comprar alcohol etílico para su consumo, el cual trajo como consecuencia el deceso de nueve personas hasta este martes.
El Alcalde de Tamazula, Javier Álvarez, explicó que este fin de semana comenzaron a contabilizarse las víctimas por el consumo de este producto, el cual continuaban comercializando debido a su uso como sanitizante.
Por su parte, el Edil de Mazamitla, Antonio Ramírez, aseguró que la edad de los fallecidos, ha variado de entre los 28 hasta los 40 años, por lo que exhortó a la población a no ingerirlo.
La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal) abrió un acta de investigación en ambos municipios.
El organismo exhortó a la población por medio de un comunicado a no ingerir alcohol puro de caña, alcohol de 96 grados G.L. y el alcohol desnaturalizado.