En el área médica, ya hay auxiliares que electrónicamente consultan; se trata de un nuevo invento que ayudará a evitar saturación en el primer nivel de atención. El dispositivo cuenta además con expendedor de medicamentos. Con este aparato no se trata de sustituir al médico, pero sí dar velocidad a la consulta.

En ese sentido, el senador panista por Sinaloa, Francisco Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, ginecólogo y académico vino a conocer el invento local.

El Módulo de Consulta cuenta con implementos para tomar la presión del paciente, talla y peso. Luego de que la persona reporta a la máquina su sintomatología, se emite la receta, que puede surtirse en el mismo módulo que cuenta con expendedor de medicamentos, parecido a una máquina en la que se puede adquirir una gaseosa o una bolsa de frituras.

Este equipo electrónico es un auxiliar de diagnóstico y de consulta de primer nivel, manejado por un médico, no obstante, cuando se trata de padecimientos más complicados, el galeno solicita ciertos estudios de laboratorio y exhorta al paciente a acudir con su médico familiar o con su especialista.

El legislador federal felicitó a los creadores del invento y ya dependerá de los gobiernos o de las instituciones de salud, si la demanda en la consulta amerita o no su adquisición. Se trata de un proyecto que se esperaría se aplique en Aguascalientes, porque aquí fue creado, pero puede exportarse a otros estados.

No es un robot, es una máquina que da respuestas con base en los datos con los que se alimenta.

El legislador vino a invitación del diputado Iván Sánchez Nájera, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso local.

Por cierto que ayer, en el Vestíbulo del Palacio Legislativo, se puso en marcha el Módulo de Atención Médica Primaria alusivo, el cual estará al servicio de los trabajadores del parlamento. En él se brindan consultas virtuales con la asistencia de un médico, facilitando la entrega de recetas y medicamentos al instante.