Vincularon a proceso a “El Chipil”

Un juez de Control y Juicio Oral Penal vinculó a proceso por el delito de homicidio doloso calificado, a un individuo apodado “El Chipil” y que el domingo pasado fue detenido por policías ministeriales en la calle Benito Juárez del Ejido Peñuelas, por estar involucrado en el asesinato de un joven al que tras torturarlo lo arrojaron a las aguas de la presa “El Muerto”.
Se trata de Diego Armando, quien ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
En audiencia inicial solicitada por el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios, formuló la imputación en contra de Diego Armando, alias “El Chipil” y aportó los elementos de prueba que acreditan su participación en el delito de homicidio doloso calificado.
Fue así que el Juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial, lo vinculó a proceso y además le impuso la medida cautelar de prisión preventiva. Asimismo, se dio un plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.
Al ahora imputado se le señala de haber participado en el asesinato de un joven identificado como Jorge Alberto, alias “El Pollo”, ocurrido el pasado 19 de mayo del 2019, aproximadamente a las 12:30 horas, en el poblado del Ejido Peñuelas.
En los sangrientos hechos también participaron otras personas identificadas como Saúl, alias “El Walo”; Roberto Carlos, alias “El Chueco” y Jesús Alberto, alias “El Cadenas”, quienes agredieron a golpes a la víctima y posteriormente lo trasladaron hasta una finca en construcción abandonada ubicada en el mismo Ejido Peñuelas.
En ese lugar lo despojaron de sus prendas de vestir y calzado y posteriormente lo torturaron, para finalmente asfixiarlo por estrangulamiento con un lazo, con el cual lo amarraron de pies y manos. Más tarde, fueron a tirar el cadáver a la presa “El Muerto”, donde el 22 de mayo fue localizado tras haber flotado en el agua.
Cabe destacar que los otros implicados en el crimen de Jorge Alberto, alias “El Pollo” ya se encuentran detenidos. Roberto Carlos y Jesús Alberto, fueron sentenciados a 10 años de prisión, al acogerse al beneficio de un juicio abreviado; mientras que Saúl se encuentra actualmente vinculado a proceso.