Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo a 167 integrantes de las supuestas autodefensas «Pueblos Unidos» de Michoacán y los vinculó a grupos delictivos por posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.
Los sujetos fueron detenidos la noche del sábado en la comunidad de Tiamba, Uruapan (a 123 kilómetros de Morelia), tras el reporte de un bloqueo carretero por convoy con gente armada que pedía la liberación de otros compañeros.
Surgido en 2020, en respuesta a las extorsiones del «Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), «Pueblos Unidos» creado por el Juan José «El Abuelo» Farías.
Ese grupo armado ha sido relacionado con el grupo criminal «Cárteles Unidos», conformado por el Cártel de Tepalcatepec, La Familia Michoacana, Caballeros Templarios, Los Viagras e incluso el Cártel de Sinaloa, para enfrentar al CJNG.
La FGR informó que elementos de la Secretaría de la Defensa, la Guardia Nacional (GN) y la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán detuvieron a 167 personas, entre ellos tres menores de edad, y se les decomisaron 182 armas de fuego de diversos calibres, dos granadas, dos lanzagranadas y 24 vehículos, uno de ellos blindado.
«La FGR inició carpeta de investigación en contra de 167 personas por su presunta responsabilidad del delito de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea», dijo en un comunicado.
La noche del sábado se reportó un bloqueo de más de 100 hombres armados en la Autopista Siglo 21 en Michoacán a la altura del tramo Pátzcuaro-Uruapan, así como en la carreta libre por Tiamba, en Uruapan, para pedir la liberación de compañeros.
A los dos lugares llegaron unos 500 elementos de la Guardia Nacional y de la policía michoacana y ante la negativa a retirarse comenzaron a ser detenidos.
Tras las detenciones, «Pueblos Unidos» retuvo la madrugada de ayer a 25 agentes de la Guardia Nacional en seis camionetas, aunque más tarde fueron liberados.
Ayer el Gobernador morenista de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, aseguró que los 167 detenidos pretendían desestabilizar esa zona.
«Gracias a labores de inteligencia y a un operativo preciso, coordinado y eficaz, sin ningún disparo, se logró desarticular a una banda que amenazaba la tranquilidad de todas y todos», dijo.