Por los delitos de privación ilegal de la libertad y robo calificado, un Juez de Control y Juicio Oral Penal dictó auto de vinculación a proceso en contra de cuatro individuos, que llegaron al municipio de Calvillo para iniciar una serie de fechorías.
Sin embargo, poco les duró el gusto, luego de que fueron “alineados” por las autoridades estatales y federales.
Se trata de quienes dijeron llamarse Daniel, de 30 años de edad; Nicolás, de 24 años de edad; Eduardo de Jesús, de 20 años de edad y Jaime, de 23 años de edad, quienes ya se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social para Varones “Aguascalientes”.
La Fiscalía General del Estado a través del agente del Ministerio Público, aportó los elementos de prueba suficientes que acreditan la participación de los cuatro individuos en la privación ilegal de la libertad y robo calificado, cometido en agravio de cuatro vecinos de la comunidad de La Labor, en el municipio de Calvillo.
El pasado día 12 de agosto, dichos sujetos se presentaron en un inmueble donde se encontraban departiendo los cuatro jóvenes, entre ellos un menor de edad, a quienes amenazaron con armas de fuego y comenzaron a cuestionarlos sobre los lugares donde vendían droga.
Durante casi una hora los estuvieron golpeando, hasta que el menor de edad les indicó que él los llevaría hasta los domicilios donde sabía que vendían narcóticos. Fue en ese momento que los otros tres jóvenes fueron dejados en libertad, no sin antes robarles sus aparatos telefónicos.
Los cuatro individuos se trasladaron a un domicilio donde localizaron a una persona del sexo masculino, a quien mediante amenazas y violencia física pretendieron obligarlo a vender droga para ellos. En ese lugar estuvieron por espacio de dos horas, hasta que ya en la madrugada detectaron la presencia policiaca y optaron por darse a la fuga. Lo anterior fue aprovechado por los afectados para salir a la calle y pedir ayuda.
Posteriormente y durante un operativo llevado a cabo por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y de la Guardia Nacional, se logró la detención de Daniel, Nicolás, Eduardo de Jesús y Jaime.