Ya fueron capturados, por agentes de la PDI, dos de los implicados en la ejecución de un distribuidor de drogas apodado “El Cumbias”, en hechos ocurridos a principios del mes de octubre, en un domicilio ubicado en el fraccionamiento VNSA sector Alameda.
Se trata de quienes fueron identificados como Érick Ramón, alias “El Pecas”, y Luis Alberto, alias “El Charmín”, quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones Aguascalientes.
Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial, con sede en la ciudad de Aguascalientes, los vinculó a proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja.
Son señalados por la Unidad de Investigación de Homicidios de la FGE de haber asesinado a un sujeto de nombre Jonathan Guadalupe, alias “El Cumbias”.
El agente del Ministerio Público Especializado en Homicidios aportó los elementos de prueba suficientes para que el Juez de Control los vinculara a proceso y, además, les impusiera la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. Además, dio un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria.
De acuerdo con las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el día 5 de octubre del 2021, entre las 01:30 y 02:00 horas, Érick Ramón se hizo acompañar de Luis Alberto y ambos se dirigieron al domicilio de Jonathan Guadalupe, alias “El Cumbias”, ubicado en la calle Atanacio Rodríguez Ramírez, en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción sector Alameda, con la finalidad de cobrarle la droga que le daban para vender.
Sin embargo, al estar en el interior de la vivienda, se originó una discusión entre ellos y Jonathan Guadalupe fue ejecutado de un balazo en la cabeza.
Fue hasta el día 7 de octubre, cuando familiares encontraron el cadáver de “El Cumbias”, el cual estaba tirado en el suelo boca-arriba y cubierto con una cobija, además de que sangraba de la cabeza. Al lugar de los hechos, acudieron policías preventivos de Aguascalientes y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes detectaron que Jonathan Guadalupe había sido asesinado de un balazo en el cráneo.
Cuando agentes del Grupo Homicidios de la PDI iniciaron las investigaciones, establecieron que Érick Ramón y Luis Alberto habían estado en su domicilio, por lo que decidieron interrogarlos para ver si tenían alguna información.
Sin embargo, Luis Alberto creyó que ya los habían descubierto, por lo que terminó por confesar su participación en los hechos, junto con Érick Ramón, por lo que ambos fueron detenidos en cumplimiento a una orden de aprehensión.