Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes, vinculó a proceso a tres hombres por el delito de privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro agravado.
Están relacionados con el doble asesinato de unos individuos que contaban con antecedentes penales por robo y cuyos cadáveres fueron localizados en avanzado estado de descomposición, en una zona en despoblado que se ubica en el poblado de San José de la Ordeña, municipio de Aguascalientes.
Se trata de quienes fueron identificados como Fernando, Juan Manuel, alias “El Gringo” y Salvador, alias “El Chava”, quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
El agente del Ministerio Público de la Unidad Anti-Secuestro de la FGE, logró aportar los elementos de prueba suficientes para que un Juez de Control y Juicio Oral Penal los vinculara a proceso por el secuestro y posterior asesinato de quienes fueron identificados como Rubén, alias “El Duvalín” y José Luis, alias “El Yoyis”.
Además de ello, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva y se otorgó un plazo de tres meses para el cierre de las investigaciones correspondientes.
Fue el viernes 7 de agosto por la tarde-noche, que jovencitas encontraron los cadáveres de dos personas del sexo masculino, en las inmediaciones del poblado de San José de la Ordeña, en una zona despoblada que se ubica por la carretera estatal No. 55.
Los cadáveres de dos hombres de entre 30 y 35 años, ya se encontraban en estado de descomposición.
Una vez que se logró su identificación, agentes del Grupo Homicidios de la PDI iniciaron las investigaciones y fue así como se logró establecer que detrás del doble crimen estaban Fernando, Juan Manuel, alias “El Gringo” y Salvador, alias “El Chava”.
Se descubrió que a través de grabaciones de una cámara de vigilancia, que Rubén y José Luis, así como otro sujeto apodado “El Tripero”, se metieron a robar a una tienda de abarrotes propiedad de Fernando, la cual se ubica en la colonia Cumbres III.
Por tal motivo se dio a la tarea de buscar a los sospechosos y fue hasta el día 27 de julio por la madrugada, que Rubén, alias “El Duvalín” y José Luis, alias “El Yuyis”, fueron localizados en domicilios ubicados en la colonia Anexo Palomino Dena.
Tras haber sido “levantados”, a bordo de un automóvil Nissan Sentra, color arena y placas de circulación del estado de Chiapas, fueron trasladados hasta la tienda de abarrotes, donde los amarraron de las manos en la espalda y encerraron en el baño. En ese lugar fueron torturados y golpeados, e incluso a José Luis le dieron un balazo en un pie.
Fue hasta las 9:00 de la mañana de ese mismo día, que los subieron a la caja de una camioneta Ford pick up, color negro, con camper color verde y los llevaron hasta la carretera estatal número 55, en las inmediaciones del poblado San José de la Ordeña, donde detuvieron la marcha.
Posteriormente, los obligaron a caminar unos 500 metros hasta llegar a una zona en despoblado, donde Salvador los ejecutó de un balazo en la cabeza, utilizando para ello un revólver y una escopeta.