Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

CDMX.- Andrés Manuel López Obrador calificó como una “vil venganza” del INE la multa de 197 millones de pesos a Morena debido al manejo irregular de un fideicomiso de apoyo a damnificados.
En respuesta, el consejero electoral Marco Baños aseguró que el Instituto actuó con evidencias.
El virtual Presidente electo negó que haya habido anomalías en el manejo del fondo “Por los Demás”.

En tanto, Baños sostuvo que detectaron al menos 44 millones y medio de pesos en efectivo que ingresaron de forma irregular a las cuentas del fideicomiso.
“Aquí no se trata de vilezas: se trata de evidencias, se trata de pruebas y se trata de documentos que formalmente han sido discutidos en sesión formal del Instituto Nacional Electoral”, reviró el consejero.
Representantes de Morena aseguran que en el fideicomiso no se manejaron fondos públicos ni se destinaron recursos al partido. En tanto, las autoridades electorales detectaron que el fondo fue constituido por personalidades vinculadas a Morena como Julio Scherer Ibarra, Laura Esquivel, Jesusa Rodríguez y Bernardo Bátiz, entre otras.
Además, de 70 personas que participaron en el retiro de 64.4 millones de pesos del fideicomiso, al menos 56 de ellas son candidatos, legisladores u operadores políticos de Morena.
En este grupo, el INE ubicó a 15 personas que sacaron 21.8 millones de pesos del fondo y que se desempeñan en la Secretaría de Organización, en la Comisión Nacional de Elecciones y en el Comité de Transparencia, entre otros órganos del partido.
Entre ellas está Rodrigo Abdalá, diputado de Morena, quien donó 225 mil pesos y retiró 1.4 millones desde sucursales de Banca Afirme en San Ángel y Puebla.
Horacio Duarte, representante del partido ante el INE, aseguró que los 64.4 millones que salieron del fideicomiso sí llegaron a 27 mil damnificados y reprochó que el INE no haya investigado.
“Debieron ir a ver a todos (los beneficiarios) o por lo menos a una muestra seleccionada”, reprochó.