Fernando López Gutiérrez

ferlog14@gmail.com

@ferlog14

El pasado jueves 19 de marzo, se cumplieron 30 años del fallecimiento de uno de los políticos mexicanos más reconocidos de la historia de nuestro país: Jesús Reyes Heroles. La trayectoria académica, profesional e intelectual de este hombre icónico para la transformación del sistema político mexicano lo hizo merecedor del respeto de sus antagonistas y del reconocimiento aún más allá de las fronteras nacionales.

De manera particular, el legado de Reyes Heroles es valorado por los militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional. Su obra y sus actos muestran ejemplos claros del valor ideológico de los principios de este partido y de los alcances de su puesta en práctica. Por esta razón, constituyen una referencia fundamental para el priismo contemporáneo.

Con motivo del aniversario luctuoso de Reyes Heroles, recordé un pequeño artículo aparecido en la revista Nexos[1] en el que se compilaron algunas frases, de la autoría de este personaje, relacionadas con la política. La lectura de dichas frases —que el compilador cataloga como aforismos— me llevó de inmediato a pensar que a la presente administración no le vendría mal retomar algunas de las enseñanzas de Don Jesús.

Se menciona en el artículo que Reyes Heroles afirmó lo siguiente: “problema que se soslaya, estalla.” Independientemente de la opinión que se tenga sobre la responsabilidad del Estado mexicano en la muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa, es indiscutible que en los últimos años se ignoró por completo lo que se vivía en Guerrero y se actuó de manera omisa eludiendo la situación. El resultado inmediato y sus consecuencias políticas y sociales han sido lamentables.

“Flotar no es gobernar” es otra frase que podría resultar vigente. A pesar de las reformas logradas en el poder legislativo, parece que los resultados tardarán en llegar (si es que llegan). Como muchos analistas lo han notado, apenas a la mitad del presente sexenio se nota ya cierto conformismo con la situación del país, algo que nos perjudica a todos y que de forma específica el priismo no debería tolerar.

Finalmente, hay dos aforismos reveladores citados en el artículo al que me refiero: “se puede ser político sin dominar todos los apetitos; pero no se debe ser político sin dominar, vencer, el apetito de la riqueza” y “los negocios no se compadecen con la política. Los hombres de negocios y los políticos ni deben confundirse ni, menos, caer en la doble función. Los únicos negocios que a los políticos o funcionarios nos deben interesar son los negocios públicos.” Después de estas dos frases queda poco por decir, quizás solamente reconocer una vez más que el pensamiento práctico de Jesús Reyes Heroles seguirá dando lecciones.

[1] Aforismos políticos de Jesús Reyes Heroles. Nexos, 1 de mayo de 2006. Presentación y selección de Alberto Enríquez Perea. Consultado el 22 de marzo de 2015 en: http://www.nexos.com.mx/?p=11879

¡Participa con tu opinión!