La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Viridiana Amaya Guerrero, señaló que los Consejos Escolares de Participación Social (CEPS) ya funcionan con nuevas reglas de operación centradas en las actividades de mantenimiento en general, seguridad y sanitización de las escuelas. Estos organismos aplicaron la misma medida que las Mesas Directivas de Padres de Familia (MDPF) de las escuelas públicas al conformarse por los mismos integrantes del ciclo anterior.
Ello les permitirá estar capacitados y listos para cuando comiencen a fluir los cheques del Programa de Apoyo a la Gestión Escolar (Proage). En contraste, las MDPF tienen el reto permanente de generar sus recursos para atender los requerimientos en todos los conceptos no incluidos en el Proage.
Además, recordó que la decisión del 50% de los padres de familia fue que entregarán las aportaciones voluntarias en sus escuelas hasta el momento en que haya un regreso a clases presencial. El otro porcentaje restante aceptó otorgarla desde el inicio para atender las necesidades que surgen dentro de los planteles. Finalmente, Amaya Guerrero destacó el gran trabajo que han estado desarrollando las MDPF “porque han sabido ponerse de acuerdo en materia del ejercicio de los recursos económicos, y no ha habido tantos problemas”. Aseguró que, por el contrario, han facilitado las cosas.

BAJO CONTROL
Amaya Guerrero comentó que los casos de desvíos de recursos han sido mínimos, aunque persisten algunos casos como la Secundaria Número 38.

¿CÓMO FUNCIONA EL PROAGE?
• Son recursos etiquetados para las escuelas.
• Representan 200 pesos por cada estudiante.
• Se entregarán a partir del 30 de noviembre.
• Se emplean para los requerimientos específicos de cada plantel, especialmente aquellos relacionados con el mantenimiento.

¡Participa con tu opinión!