A lo largo de estos 5 años el DIF Estatal en colaboración con muchas personas e instituciones han sentado las bases para que los adultos mayores en Aguascalientes gocen de una vida plena, así lo estableció la señora Yolanda Ramírez de Orozco al rendir su Quinto Informe de actividades.

En el acto que tuvo lugar en el patio central del Centro Gerontológico y en presencia del gobernador Martín Orozco Sandoval, representantes de organizaciones sociales, trabajadores y usuarios, Ramírez de Orozco se refirió a la consolidación de los proyectos de la política pública de atención a personas de la tercera edad.

Afirmó que el trabajo a lo largo de estos cinco años es resultado del esfuerzo de mucha gente en la Casa del Abuelo, el Centro Gerontológico, el Centro de Atención Integral al Adulto Mayor y los dirigentes de los Clubes DIF quienes dedican su tiempo para consentir, escuchar y atender a los adultos mayores, los cuales cumplen su responsabilidad no sólo por compromiso, sino porque de verdad aman su trabajo y los cuidan como si fueran parte de su familia. “Hemos buscado que las personas mayores de Aguascalientes tengan la calidad de vida que merecen”.

Asimismo, agradeció de manera especial a su esposo, el gobernador Martín Orozco, y a las dependencias del Gobierno Estatal porque con mucho entusiasmo, solidaridad y sensibilidad, unieron esfuerzos para crear el Programa “Vida Plena”, por lo que los adultos mayores del estado tienen derecho a ser beneficiados con programas de salud, educación, empleo, capacitación, integración social, alimentación y movilidad.

Finalmente, externó un agradecimiento a Juan José León Rubio, ex gobernador del Estado y a la geriatra Carmen Imelda Orozco por su asesoría a favor de los adultos mayores, toda vez que ellos propusieron reformas legales para que estos derechos trasciendan a más periodos de Gobierno y que “Vida Plena”, más que un programa, sea una realidad cumplida para los adultos mayores de Aguascalientes, ahora y en el futuro. “No tengo palabras para agradecer las muestras de cariño que he recibido de los adultos mayores en estos cinco años. Sepan que cada una de sus palabras y abrazos, los llevo siempre conmigo”.