José de Jesús López de Lara

Durante este lunes se llevó a cabo la audiencia inicial en el Juzgado de Control y Juicio Oral Penal del Quinto Partido Judicial ubicado en el municipio de Jesús María, de los dos hermanos que son señalados por la Fiscalía General del Estado, de asesinar a una mujer durante un robo a una residencia. El agente del Ministerio Público realizó las imputaciones en contra de los sospechosos, por los delitos de feminicidio y robo calificado.
Se trata de los hermanos Kristian, de 25 años y Diego, de 21 años, quienes son señalados del sanguinario crimen de una mujer identificada como María de la Luz, de 63 años, ocurrido el lunes 1º de marzo, en un domicilio ubicado en el fraccionamiento residencial Ruscello, que se ubica en el municipio de Jesús María.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, la víctima María de la Luz sostenía una relación de amistad con Kristian, a quien había conocido en un casino ubicado al norte de la ciudad, al cual la mujer frecuentaba muy seguido.
El sospechoso Kristian laboraba en ese centro de diversión y se ganó la confianza de la mujer, al grado de que en varias ocasiones la acompañó hasta su domicilio en el fraccionamiento Ruscello.
Debido a que la víctima realizaba apuestas fuertes en el casino, presumió que contaba con mucho dinero y tras conocer que se había divorciado y vivía sola, decidió asaltarla, para lo cual le comentó el plan a su hermano Diego y ambos estuvieron de acuerdo en llevar a cabo el robo con violencia.
El lunes 1º de marzo a las 23:30 horas, la mujer fue encontrada muerta en el interior de su domicilio. Presentaba varias heridas cortantes, una de ellas en el cuello que le provocó la muerte.
Durante el desarrollo de las investigaciones, se revisaron las cámaras de vigilancia de la caseta de acceso al fraccionamiento Ruscello, así como de varias casas ubicadas en la calle Arroyo de Hierbabuena, en las cuales se detectó el ingreso de los dos jóvenes y posteriormente su salida, llevando en su poder unas mochilas.
Los sospechosos se apoderaron de alhajas y un teléfono celular de la víctima, a quien decidieron matar para que no identificara a Kristian.
Fue precisamente el teléfono celular que llevó a la ubicación de los criminales, ya que contaba con el GPS activado. El domingo pasado, agentes del Grupo Homicidios, Grupo Mandamientos Judiciales y Grupo Exterior “Jesús María”, llevaron a cabo un operativo en el municipio de Jesús María donde capturaron a los dos hermanos, cuando se encontraban en su domicilio.
Se les cumplimentó una orden de aprehensión girada por el juez de Control y Juicio Oral Penal del Quinto Partido Judicial con sede en el municipio de Jesús María, por los delitos de feminicidio y robo calificado.
Cabe destacar que la audiencia de vinculación a proceso se suspendió hasta el próximo viernes, luego de que los abogados de los imputados solicitaron la ampliación del término de 144 horas, para aportar las pruebas necesarias para la causa.