Oscar Luis Garza
Agencia Reforma

Guadalajara, México.-En la pandemia de Covid-19, el trabajo en casa trajo beneficios a empleados y empleadores, pero también surgieron nuevos desafíos en la relación laboral.

En las últimas semanas, varias compañías de Tecnologías de la Información (TI) en Jalisco han detectado casos de empleados que tienen dos o más empleos de tiempo completo, incluso con competidores, aprovechando que no tienen que estar físicamente en la oficina, y para cumplir con las actividades subcontratan a personas con menor experiencia, lo que es un engaño y un riesgo para la confidencialidad de la información que manejan las compañías.

Sólo una compañía detectó cinco casos de colaboradores con prácticas como las descritas previamente. También se identificó a una persona que contaba con cinco patrones a la vez.

«Los empleados hacen todo el trámite para trabajar tiempo completo con nosotros, pero también lo hacen con otras tres, cuatro o hasta cinco empresas, y entonces a todas las engañan porque una persona que trabaja para cinco empresas, tiempo completo, no da», dijo en entrevista un directivo de una empresa afectada.

«(Además) hay problemas de confidencialidad, de protección de información informática, de negocios informáticos, y además hay un acuerdo entre partes de que la relación es de tiempo completo y que es exclusiva, que no puede trabajar ni con un cliente ni con la competencia al mismo tiempo».

Otro proveedor de software y servicios también compartió que su empresa ha detectado tres casos de personas que trabajan para otras compañías y subcontratan personal.

Benjamín Huerta Estrada, presidente del Instituto Jalisciense de Tecnologías de la Información (Ijalti), compartió que entre 15 y 20 compañías han pasado por situaciones como las mencionadas y que la principal preocupación es la confidencialidad.

«Es un tema que sí nos preocupa mucho», señaló.

«En el desarrollo de software y de servicio hay temas que nos llevan a buscar la confidencialidad en un contrato, técnicamente ha sido con una cláusula de confidencialidad y exclusividad (como se hace) para proteger a nuestros clientes, pero una persona que está haciendo eso (dobletear) probablemente tiene información de nuestros clientes o para las empresas que están trabajando que a lo mejor son competidores».

Álvaro Mendoza, abogado laboral, señaló que el dobleteo y subcontratación por parte de trabajadores son una falta de probidad y honradez contra el patrón, y son causa de despido sin responsabilidad para el empleador.