Abril Valadez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El primer aniversario luctuoso de Vicente Fernández transcurrió en un ambiente navideño y de celebración.
La familia Fernández adornó con nochebuenas la capilla donde descansan los restos del cantante, para recibir a un centenar de fanáticos de «El Charro de Huentitán» en el Rancho Los Tres Potrillos.
La memoria del intérprete, fallecido el 12 de diciembre de 2021, fue honrada con una misa que inició a las 16:52 horas con la canción «La Guadalupana», interpretada por el Mariachi Alma Virgen.
María del Refugio «Cuquita» Abarca, viuda de «Chente», y sus hijos Alejandra, Gerardo y Vicente Jr., se mantuvieron juntos en el acto católico abierto al público.
Los nietos de Vicente Fernández, Alex, Camila, América, Emiliano, Valentina, también acudieron en compañía de sus parejas y de sus respectivos hijos.
Previamente, estuvieron presentes en una ceremonia religiosa privada del mediodía, en la que estuvo presente «El Potrillo».
Familiares y amigos cercanos vistieron playeras blancas con la imagen del patriarca y la leyenda «A Un Año de tu Partida».
«La amistad, el cariño y el recuerdo que le tenemos a Don Vicente nos han reunido para hacer oración con él. El amor, la justicia y las responsabilidades nos traen para pedir, orar y honrar su memoria», dijo el Sacerdote Juan Pablo Ceja.
Aunque reinó el temple de parte de la familia y de los seguidores, algunos fans derramaron una que otra lágrima por su ídolo.
La conmemoración católica culminó a las 17:50 horas con aplausos de los asistentes y con el esparcimiento de agua bendita sobre la tumba del «Charro de Huentitán», de manos de «Cuquita» y sus hijos. Posteriormente, se lanzaron globos blancos al aire mientras volvía a sonar «La Guadalupana».
«Gracias, por venir, Vicente está aquí con nosotros. Que Vicente reciba estos globos con todo el amor de su público y su familia. Que Dios nos cuide y nos proteja a todos», dijo «Cuquita».
«De parte de todos nuestros hijos, de parte de mi hermano Alejandro, estamos muy orgullosos de llevar la sangre que tenemos y de todo lo que ustedes están viendo. Estamos unidos como mi padre nos enseñó y como así será. Dios los bendiga a todos», compartió Vicente Jr.
Luego del acto religioso ocurrió una pequeña fiesta con un mariachi que interpretó los éxitos de Vicente Fernández, con tacos y antojitos de manera gratuita.

Triste, pero con energía

María del Refugio compartió que se siente triste, pero con energía, tras el deceso de su esposo.
«Tengo que echarle ganas a la vida, no me voy a decaer porque él no va a revivir, para qué me busco problemas», dijo la viuda de ‘Chente’, con quien estuvo casado por casi 60 años.
«Para mi es una fiesta porque yo lo tengo aquí, él no se fue, no lo quise sepultar en ningún panteón, él quería estar en su rancho. Todo el día le pongo música de él, desde la mañana hasta la noche», agregó.
Alejandro Fernández, quien lució muy relajado y con optimismo, también externó su sentir.
«Gracias por tanta demostración de cariño en el primer aniversario (luctuoso) de mi padre, él va a quedar en la memoria del público por siempre. Esto es algo muy familiar, muy especial, venimos a rezarle, vienen mis hijos y toda la familia», comentó «El Potrillo», quien interpretó un pedacito de «Volver, Volver».