En este primer semestre, la Secretaría de Obras Públicas Municipal ha contratado proyectos por más de 83 millones de pesos provenientes del Fondo Directo Municipal para la conservación y mantenimiento de vialidades de la ciudad capital, informó su titular Marco Antonio Licón Dávila.

Estos recursos públicos se distribuyen en casi 30 millones de pesos en carpetas asfálticas y en la actualidad se trabaja en varias calles del Centro Histórico, y en materia de banquetas se han canalizado casi 9 millones de pesos; también se rehabilitan fachadas por la cantidad de 5 millones de pesos.

En cuanto al rubro de infraestructura municipal, dijo que se han incluido a los mercados que requieren de mantenimiento, así como oficinas diversas con deterioro y ahí se ejercen 4 millones 970 mil 937 pesos.

En el Centro de Atención Municipal (CAM), en este primer semestre se hizo una inversión de 12 millones 421 mil 709 millones pesos.

Detalló que con esta inversión semestral se rehabilitan calles como Petróleos Mexicanos, avenida Héroe de Nacozari sur, la primera etapa de Larreategui para posteriormente seguir con Rivero y Gutiérrez, Unión, Juárez, Morelos, así como el primer y segundo anillo de circunvalación.

El titular de la SOPMA mencionó que se tiene programada una inversión de 10 millones de pesos para el programa de bacheo nocturno, bacheo intensivo y bacheo profundo.

Marco Antonio Licón Dávila señaló que en el programa de banqueta segura en el centro de la ciudad se intervendrán calles como Rivero y Gutiérrez, Juárez y Unión; esta infraestructura integra elementos de accesibilidad universal como son las guías podotáctiles que permiten a las personas débiles visuales hacer recorridos más amplios.

Se tiene prevista la nivelación y corrección de pendientes en calles de comunidades rurales, reciclando el material producto de la demolición del asfalto que se está quitando de otras vialidades.

Para terminar, el secretario de Obra Pública capitalino refrendó el compromiso de la alcaldesa Tere Jiménez para mejorar las condiciones de vida de la población mediante la dotación de vialidades modernas que garanticen traslados cómodos y seguros.