Como viable calificó el Colegio de Economistas que se declare al sector automotriz como una industria esencial y prioritaria para dinamizar nuevamente la economía del estado.

En conferencia de prensa, su presidente Jael Pérez Sánchez comentó que en el caso particular de Aguascalientes, donde Nissan decidió mandar a todos sus trabajadores a descansar a sus hogares con medio sueldo ante la actual contingencia por el COVID-19, esto no podrá ser sostenible sin producir vehículos durante los meses de mayo y junio, por lo que es importante que con la entrada en vigor del T-MEC a partir del 1º de julio, se declare como industria prioritaria al sector automotriz, lo cual podría ser lo mejor que le pase al estado, ante la alta dependencia hacia la ensambladora nipona.

En tal sentido, recordó que Nissan desaceleró significativamente su producción de automóviles, de 870 mil en los años 2016 y 2017 a tan sólo 626 mil en 2019, por lo que sin duda este año será aún menor con la pandemia a nivel mundial.

Ante este escenario, consideró que la única forma de abrir y reactivar la industria automotriz en el país y en el mundo, será también cambiando totalmente el acceso a los créditos, donde el precio de los vehículos sea determinante en la adquisición de nuevas unidades, por lo que la industria automotriz tendrá la disyuntiva de mantenerse de pie y seguir operando, tratando de salir con los costos de producción o quebrar en el corto plazo.