La Alianza Centro-Bajío-Occidente definió los cinco proyectos de infraestructura que serán impulsados para el desarrollo de esta zona y cada uno tendrá injerencia en al menos dos entidades de la región.
Uno de éstos es la reanudación de la Vía Férrea Aguascalientes-Jalisco, detenido por 25 años y que implica beneficios como ahorro de horas de trenes y disminución del costo logístico de las empresas.
Sobre ello, el gobernador Martín Orozco destacó la comunicación establecida entre los gobernadores de San Luis Potosí, Querétaro, Jalisco, Guanajuato y por supuesto Aguascalientes con la federación, en especial con la Oficina de la Presidencia, donde tienen conocimiento de este proyecto.
Además, se ha planteado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para su colaboración.
El proyecto consiste en construir 68 kilómetros y rehabilitar uno de los tramos existentes entre Chicalote, Aguascalientes y El Castillo, Jalisco para impulsar el traslado de mercancías entre Manzanillo- Aguascalientes-Laredo.
Las industrias beneficiadas serían la automotriz, aeroespacial y electrónica; además se potenciarán las exportaciones de Aguascalientes hacia países asiáticos, Norte y Sudamérica.
Los otros cuatro proyectos de la ACBO son:
1. Autopista Aguascalientes-San Luis Potosí
2. La presa El Zapotillo para Guanajuato y Jalisco
3. Tren ligero Querétaro-León
4. Autopista Guanajuato-Tamuín, San Luis Potosí