Las cosas no están bien para los Rieleros de Aguascalientes, que fueron vapuleados en sus dos primeros encuentros ante los Acereros de Monclova como visitantes. Las dudas sobre si la novena aquicalidense puede competir ante los mejores equipos de la Liga han aumentado en los últimos días, y tal parece que el mal desempeño del equipo pegó fuerte dentro del roster, el cual vivió un escándalo el sábado por la noche.
Según diversas fuentes, el mánager Luis Carlos Rivera salió muy molesto luego de la derrota del sábado ante Acereros y habría tenido un altercado con Richy Pedroza en el vestidor de Rieleros. En redes, circularon algunas imágenes del pelotero con la boca totalmente abierta y cubierta de sangre, lo que aumentó la tensión por la supuesta pelea. Los rumores terminaron cuando la Liga Mexicana de Beisbol anunció las sanciones, tanto para Rivera como para Pedroza, por haber roto el reglamento de la competencia.
La LMB anunció la suspensión de Luis Carlos Rivera durante un partido, mismo que fue en el tercero de la serie ante Acereros de ayer por la noche, y una multa de 100 salarios mínimos vigentes en la Ciudad de México, equivalentes a poco más de 14 mil pesos, esto por haber golpeado a Pedroza, según el comunicado de la Liga. En tanto, Richy Pedroza también fue suspendido por un partido, el cual ya pagó, además de la misma multa por haber insultado al mánager e infringir con el reglamento en las instalaciones del equipo. La Liga pidió a todos los equipos que se comporten bajo el reglamento y juego limpio que trata de ser la cara de la competencia. Los Rieleros no se han pronunciado al respecto con esta situación, que obviamente es lamentable, y la directiva podría tomar cartas en el asunto en las siguientes horas.