Autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado, en conjunto con autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor, iniciarían un operativo especial enfocado en la localización de bebidas alcohólicas adulteradas dentro de la zona ferial.
El secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, precisó que, ante la sospecha generada de que se estuviera comercializando alcohol adulterado, a consecuencia de las denuncias ciudadanas que se han generado, principalmente por medio de redes sociales, se han girado instrucciones para que personal del ISSEA intervenga en el asunto, además de que harán lo mismo con la Profeco, quienes tendrían la encomienda de analizar la autenticidad del alcohol.
Expresó que, para ello, se otorgarán todos los elementos de prueba que permitan aclarar esto en cuanto antes, si bien, de momento, no se tienen reportes de personas hospitalizadas por la venta de bebidas alcohólicas adulteradas, aunque, de detectarse puntos de ventas cometiendo dicha práctica, se fincarán responsabilidades.
Finalmente, el secretario general de Gobierno exhortó a las personas a realizar sus compras en establecimientos fijos, lo que implicaría disminuir riesgos.
“Más del 40% del alcohol que circula en México es adulterado, tenemos esta posibilidad de que se esté vendiendo alcohol adulterado, que normalmente se da en lugares clandestinos o en lugares que trabajan de noche, es donde vemos mayor riesgo”, sentenció.

¡Participa con tu opinión!