La Comisión de Derechos Humanos del Estado supervisó las instalaciones del Centro de Detención del municipio de Rincón de Romos con la finalidad de revisar los puntos recomendados en la Observación Relevante 7/2020, que obliga a los profesionales investigadores a supervisar las condiciones en las que se encuentran las personas detenidas.
El ombudsman, José Asunción Gutiérrez Padilla, comentó que también en atención a la Recomendación General 1/2020 presentada por la CDHEA, se inspeccionó si los servidores públicos de Justicia Municipal suministran a los detenidos los insumos necesarios para la prevención del contagio del COVID-19, así como que los sanitarios se encuentren en condiciones salubres, que se cuente con el suministro de agua en las celdas para hacer sus necesidades fisiológicas y que se realicen las acciones necesarias para que las cámaras de seguridad funcionen, ya que éstas son una medida de seguridad para salvaguardar la integridad y los derechos humanos de los detenidos.
Reiteró que estas visitas de supervisión se llevarán a cabo en todos los centros del estado de Justicia Municipal, por lo que se espera colaboración de parte de los servidores públicos para que los supervisores puedan cumplir con su trabajo.
Por lo que la información recabada en este centro y los demás será puesta a disposición de la visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Estado y en caso de encontrar acciones violatorias se integraría un expediente de queja que pudiese terminar en una recomendación particular o general.
Estableció que si una persona desea presentar una queja o denuncia en contra de una autoridad durante su detención o a su paso por los separos de Justicia Municipal de su municipio, puede presentar su denuncia en el teléfono 449 140 78 70, asistir a las oficinas de la CDHEA ubicada en la calle República de Perú #502 en el fraccionamiento Santa Elena, o también puede escribir al correo electrónico correo@dhags.org como medida para evitar la propagación del COVID-19 donde un especialista le atenderá.