Con cuatro votos en contra y tres a favor, los consejeros del Instituto Estatal Electoral decidieron rechazar las solicitudes para realizar un plebiscito respecto a la municipalización del servicio de agua potable y alcantarillado, presentada por Jesús Rangel de Lira, y otra relacionada con la cancelación del título de concesión del mismo servicio, en este caso fueron 5 votos en contra de la petición hecha por Miguel Ángel Medina Mercado y Norma Martínez Guerra.

En cuanto a la solicitud para realizar un plebiscito en busca de la municipalización del servicio de agua potable, se justificó la negación en dos apartados de la Ley de Participación Ciudadana del estado de Aguascalientes, que prohíbe ese tipo de consulta respecto a actos de Gobierno dictados con anterioridad a la entrega en vigor del marco jurídico, y en el caso de la concesión de agua fue otorgado en 1993, modificado en 1996, en tanto que la Ley de Participación Ciudadana data de 2018.

Además, se consideró legalmente imposible porque en el artículo 13, fracción I de la misma ley se indica que los actos de Gobierno relacionados con la materia tributaria o fiscal, de ingresos y egresos para el estado y municipio, el concesionario está obligado a aportar un porcentaje a sus arcas, y en este caso, de cada recibo de agua, el 10% se destina a las finanzas municipales. Con el mismo argumento se rechazó el plebiscito para cancelar el título de concesión.

NI SUS LUCES

Posterior a la sesión extraordinaria del IEE, su presidente, Luis Fernando Landeros Ortiz, dio a conocer que ya fue notificado por el INE sobre la resolución más reciente que otorga registro nacional a dos nuevos partidos políticos, estos son Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México, que tendrán derechos y obligaciones.

Dijo esperar que en un lapso no mayor a los 5 días a partir del martes pasado en que se recibió la notificación, los representantes de estos nuevos institutos partidistas, presenten la documentación necesaria para que pueda hacerse una nueva redistribución del financiamiento, “será el mismo presupuesto para los próximos dos meses pero ahora para 13 partidos, 10 nacionales y 3 locales; tendremos que estirar más la cobija”.

Esta situación generará un mayor gasto considerando el próximo proceso electoral, dado que se requerirán más boletas, más impresión de actas y documentación para entregar a todos los partidos políticos, como un costo más de la democracia.