Luego de que las principales cerveceras del país anunciaran el paro de su producción y en consecuencia de la distribución de sus productos, en redes sociales ha comenzado la oferta de venta de alcohol a domicilio, incluso aceptando tarjetas de crédito y débito para los pagos.
En páginas de internet dedicadas a la venta de cualquier producto, proliferan espacios con paquetes que incluyen alcohol, hielos, vasos desechables y refrescos, presumiendo incluso en algunos casos precios por debajo del mercado.
Aun cuando se corre el riesgo de que se pudieran tratar de botellas con alcohol adulterado, que no cumplen con los estándares de calidad y que pudieran ser nocivos para la salud de quienes lo ingieren, los diversos paquetes que pareciera están de promoción, han sido compartidos infinidad de ocasiones por personas interesadas en adelantarse ante cualquier crisis que se pudiera registrar por la escases de productos alcohólicos.
Platicamos con una persona encargada de realizar las entregas, quien por cuestiones de confidencialidad sólo permitió utilizar el sobrenombre de “El Roca”, como lo conocen.
Aseguró que la venta de bebidas embriagantes por internet es una práctica que se ha realizado durante varios años, y que incluso ya tiene clientes que constantemente le hacen pedidos, sobre todo los fines de semana.
“El movimiento más fuerte comienza el jueves, y las entregas terminan en ocasiones a las 4 o 5 de la mañana”, detalló.
En una jornada buena llega a vender hasta 3 mil pesos, cifra que incluso llega a triplicarse en ocasiones como la ley seca.
Aunque también reconoce que existen riesgos, desde el aseguramiento del producto, sanciones por la venta de alcohol sin permisos y hasta con los mismos clientes.
“Me tengo que cuidar de todo, desde reglamentos y hasta de los clientes que a veces se ponen necios a querer pagar menos por el servicio”, finalizó.