Aunque en esta ocasión no habrá desfile con motivo del 1º de mayo, los sindicatos buscarán la forma de tener contacto vía redes sociales con sus representados para tener una celebración particular, y esperarán mejores tiempos para insistir en la reivindicación de los trabajadores, que en esta ocasión han reiterado la solidaridad con los patrones, pues la contingencia sanitaria ha obligado a la suspensión laboral y en muchos casos con la mitad del salario.
Alfredo González González, secretario general de la CTM en la entidad, refirió que las inquietudes y planteamientos son regularmente las mismas, no obstante en la actualidad dadas las circunstancias, la mayoría prefiere tener un empleo así sea con menos ingreso, pero llegado el momento de la reactivación, se buscará el diálogo y acuerdo con la parte patronal, que tampoco la está pasando bien.
Lo cierto, dijo, es que pasada esta contingencia sanitaria se fijará una fecha que permita que el festejo del trabajador no pase desapercibida, pero también para ser parte del replanteamiento laboral que se deberá tener, conscientes de que habrá empresas que no podrán continuar con el dinamismo que tenían y que incluso podría haber recortes de personal, que es lo menos esperado pero no se duda que esto vaya a ocurrir.
Esto debido a que en estos momentos se tienen dificultades económicas derivadas de la situación sanitaria por la presencia del coronavirus, la verdadera crisis de este nuevo tiempo está por llegar, “y nos podría afectar si el presidente López Obrador, sigue con la cerrazón de no aceptar propuestas de los sectores productivos y que siga empecinado en gastar en obras no prioritarias para el momento”.
González González mencionó que si bien en estos momentos muchas empresas están en paro técnico y pagando 50% del salario, se debe reconocer el esfuerzo de los empresarios para evitar los despidos masivos, “se ha tenido que sacrificar el ingreso de todos, pues es preferible tener un empleo a medias que no tener nada, sobre todo en las condiciones actuales, pues si alguien llega a perder su trabajo, será difícil que pronto encuentre otro”.
Por lo pronto, a unos días de la celebración del 1º de mayo, no se pierde de vista que hay trabajadores no asalariados que viven tiempos más complicados, como son músicos, fotógrafos, boleros, maniobristas de carga y descarga, y otros tantos con los que debe imperar la solidaridad de los que poco tienen para compartir con los que no tienen nada, pues esa será la solidaridad que permitirá hacer frente a la crisis que se avecina.