Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una lista con los datos de al menos 91 millones de mexicanos registrados ante Instituto Nacional Electoral (INE) es comercializada en internet.
Según una captura publicada por Alon Gal, director de tecnología de la firma de inteligencia sobre ciberdelincuencia Hudson Rock, la lista contiene información como nombre, apellidos, calle, colonia, números exterior e interior, clave de elector y hasta CURP de millones de ciudadanos.
Se trata de la sexta vez que es filtrada la lista de electores.
En un comunicado, el INE informó que desde el año pasado investiga la filtración del padrón electoral denunciado ayer en redes, ya que la dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores detectó el pasado 14 de julio la comercialización de esta información en el mercado negro.
Por los datos que se ponen a la venta, el INE considera que se trata del mismo documento que motivó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) el 8 de mayo de 2020.
Además, debido a que se ofertan 91 millones de datos, el INE estima que se trata del padrón con corte a 2018, no a 2021, pues este año el listado rebasó los 93 millones.
Especialistas en ciberseguridad aseguraron que la lista filtrada es verídica y de ésta, 99 mil 983 mil registros se han exhibido.
“Los datos que puso en evidencia, que son 99 mil y cachito, los estuve revisando y los que revisé, sí eran reales. De que se están exhibiendo los datos de más de 99 mil personas, se están exhibiendo”, dijo a Grupo REFORMA Hiram A. Camarillo, cofundador y director de Seguridad de la Información de Seekurity.
Según una revisión realizada por Seekurity al archivo, la base de datos cuenta con registros de todos los estados del país.
Camarillo indicó que la persona que subió la base de datos podría llevar comercializando o regalando estos archivos desde 2018.
“La información que ha compartido ha sido verídica en el pasado; por eso es muy probable que los datos filtrados del INE sean correctos”, señaló Camarillo.

Con información de Érika Hernández y Ailyn Ríos